Todos los “errores” de vestimenta de Melania Trump han sido un acto de rebelión

2134
Getty

La campaña y la presidencia de Trump ha creado muchas controversias, pero algo que ha dejado al mundo de la moda en shock, son los polémicos looks de Melania Trump y según Omarosa Manigault Newman, la primera dama nunca usa algo accidentalmente, más bien su estilo es una forma de castigar a su esposo.

Omarosa Manigault Newman, quien empezó a trabajar con Trump en la tercera temporada de The Apprentice para después ayudarlo en su campaña presidencial y finalmente ser escogida como la directora de comunicaciones de la oficina de enlace público de la Casa Blanca, fue despedida de su puesto hace unos meses, y tras ello, la reality star escribió un libro en donde revela explosivos detalles de su tiempo con Trump.

Publicidad

En este libro Unhinged: An Insider’s Account of the Trump White House, Newman asegura que la primera dama usa su estilo como forma de castigar a Trump, y que nada es accidental. No fue accidental cuando insensiblemente usó un par de tacones para visitar a las víctimas del huracán de Texas.

Getty

Ni cuando uso un look muy Hillary Clinton a la inauguración de Trump.

Getty

Ni mucho menos cuando usó este “pussy bow” rosa de Gucci justo después de que Access Hollywood sacara la grabación de Trump (“grab her by the pussy”).

Getty

En el famoso caso de la chamarra verde que Melania usó en la frontera con México, Omarosa escribió “Es mi opinión que Melania fue forzada a ir a la frontera ese día de Junio, esencialmente, para limpiar el desastre de su esposo. Ella usó esa chamarra para herir a Trump, para empezar una controversia que el tendría que arreglar, prolongando la conversación sobre la insensibilidad de su administración, arruinando el viaje en sí y asegurar que nadie le pida que vaya a algo así nunca.” en un extracto adquirido por DailyMail.

Getty

Omarosa asegura que no es que Melania no tenga compasión por los niños inmigrantes, pero que ella es feliz de arruinar las directivas de su esposo para que se vea tonto. Dice que las decisiones en como vestirse son premeditadas, ya que la primera dama es una estudiante de moda y es una mujer consciente de su imagen.