La reacción de Gisele Bündchen al saber que Tom Brady tendría un hijo… con otra

Gisele Bündchen revela en su libro de memorias Lessons: My Path to a Meaningful Life, que su mundó quedó destrozado al saber que Tom Brady tendría un bebé con otra mujer.

23072
- Publicidad -

Aunque Gisele Bündchen ha tratado de llevar una vida alejada de los escándalos, no los ha podido evitar del todo, como ocurrió al principio de su relación con el jugador de fútbol americano Tom Brady.

La top model cuenta en su libro de memorias Lessons: My Path to a Meaningful Life, que llevaba dos meses saliendo con él cuando Tom se sinceró y le soltó una bomba: tendría un hijo con su ex novia, la actriz Bridget Moynahan.

Publicidad

“Cuando llevábamos dos meses de relación, Tom me dijo que su ex novia estaba embarazada. Al siguiente día la noticia estaba todos lados y sentí que mi mundo estaba patas arriba”, reconoce Gisele.

Bridget Moynahan y Tom Brady tuvieron una relación de 2004 a 2006. Aunque terminaron, no cortaron el contacto del todo porque meses después la actriz de películas como John Wick quedó embarazada, justo en la época en la que Tom y Gisele habían empezado a salir.

En Lessons: My Path to a Meaningful Life Gisele dice que “no fue un momento fácil” cuando estalló el escándalo que generó la noticia de que Tom sería papá, aunque finalmente el asunto le ayudó a tener una buena relación con Tom.

De hecho, el pequeño Jack (que nació hace 11 años) ayudó a que el corazón de Gisele se expandiera de una manera que ella no imaginaba que fuera posible.

“Quería estar ahí para Jack y Tom y hacer lo que fuera para traer estabilidad a sus vida y ayudarlos a que tuvieran una relación cercana”. En el libro, la modelo asegura que Jack es su “hijo bonus”.

Otras confesiones

Además de hablar sobre este tema, en su libro Gisele también aborda cosas muy personales, como que llegó a pensar en el suicidio mientras atravesaba uno de los momentos más exitosos de su carrera en las pasarelas.

“Empecé a pensar: ‘si salto de mi balcón, esto se acabará y nunca más tendré que preocuparme por la sensación de que el mundo se me viene encima”.

Y confiesa su arrepentimiento por haber recurrido a una cirugía estética para aumentar el tamaño de los senos, que se practicó luego de que nacieron sus dos hijos, Vivian Lake y Benjamin Rein.

“Cuando me desperté (luego de la operación) pensé: ‘¿Qué he hecho?’ Sentí como si estuviera viviendo en un cuerpo que no reconocía. Durante el primer año, usé ropa (no ajustada) porque me sentía incómoda”.