La llamaron fea y Selena Gomez responde a la crítica como una fashionista

1119
- Publicidad -

La venganza, el plato que se sirve frío. El sentimiento que no tiene fecha de caducidad. Parece que eso es lo que piensa Selena Gomez, quien además tiene la inteligencia de ser sutil y “atacar” en el campo del rival: una fashion week.

En este caso fue en una de las más importantes y en el país de Selena, la de Nueva York, en Estados Unidos, desde luego. El blanco podría ser el diseñador Stefano Gabbana o bien las cientos o miles de personas que durante años han atacado el físico de Selena por su color, sus facciones, lo que sea. Lo han hecho sin sustento pero sin miramientos.

Publicidad

La cantante se dejó ver en la Fashion Week NY con un tocado de cristales en el pelo con la palabra ugly (fea), la palabra que, en italiano, usó el diseñador para describirla hace unos meses. Stefano creó tal polémica que hasta Miley Cyrus salió a defender a su amiga y no se diga sus millones de seguidores.

¿Y Selena? Quedó en silencio, hasta ayer, que usó esa sola palabra en su pelo que dice más que cualquier discurso incendiario en las volátiles, instantáneas y virtuales redes sociales. Elegante, Selena nunca se ha caracterizado por ofender o meterse en peleas virtuales sin sentido, y sí ha hecho acciones concretas en contra de este tipo de acosos y ataques.

Ella ha hablado seriamente sobre los estándares de belleza y su decisión de dar prioridad a su autocuidado. Selena escribió en su Instagram en marzo: “El mito de la belleza, una obsesión con la perfección física que atrapa a la mujer moderna en un ciclo interminable de desesperanza, autoconciencia y odio a sí misma mientras intenta cumplir la imposible definición de belleza impecable de la sociedad…”

¿Y Stefano? Bueno, el diseñador dejó las redes sociales temporalmente hace sólo un par de días. Luego de Selena, ha tenido controversias con Kate Moss (le criticó un look) y recientemente con Chiara Ferragni, de quien dijo que celebró una boda “barata”. “El motivo por el que he decidido dejar Instagram no son las controversias… sino porque estoy cansado de la red”, explicó el diseñador.