El regreso de Kim Kardashian a la Casa Blanca para hablar con los Trump

320
- Publicidad -

Esta vez Kim lo volvió a hacer y de nuevo en la Casa Blanca, ni más ni menos. Y fue para abogar por una reforma del sistema penitenciario para apoyar a personas que hayan cometido delitos pero sin violencia o de “bajo perfil”, como sucedió cuando logró que el presidente Donald Trump indultara a Alice Marie Johnson, quien estaba condenada a cadena perpetua por haber cometido un “crimen de drogas no violento”.

Publicidad

En esta ocasión el encuentro fue con Ivanka, su esposo, Jared Kushner, y otros activistas y funcionarios. Kim lo reveló ayer en su Twitter: “Comenzó con la señora Alice, pero mirándola a ella… y aprendiendo las historias de los hombres y mujeres que he conocido dentro de las prisiones sabía que no podía parar en un solo (caso). Es hora de un verdadero cambio en el sistema”.

Una usuaria de Twitter destacó lo evidente: que Kim usa su dinero e influencia para apoyar causas en la que los implicados no tienen para pagar un abogado. El periódico Chicago Sun Times también se refirió a la relevancia de esta visita de la socialité.

Además, Ivanka Trump habló del tema en redes sociales: “Gran sesión de trabajo hoy en la Casa Blanca sobre maneras de mejorar el proceso de clemencia con líderes políticos y defensores de la reforma de la justicia criminal”.

Se sabe de la influencia de Ivanka con su padre, y la proyección que Kim da a estos temas puede apoyar también a los activistas que asistieron a esta reunión.

Kim está enfocada esta vez en el caso de Chris Young, quien, como la señora Johnson en su momento, cumple cadena perpetua sin libertad condicional por un papel de bajo nivel en un caso relacionado con drogas.

Los frutos ya se vieron con Johnson, y el bien que puede causar una reforma como la que se pide quedó reflejado en un tuit de ella dirigido a la socialité: “Kim es un verdadero ángel de la guerra. Ella luchó por mí ¡¡¡y ahora está luchando para que otros vuelvan a casa!!! ¡¡¡Dios te bendiga Kim!!!”