Harry y Meghan ¿podrían retirarse de la vida pública?

9258
- Publicidad -

Debemos admitirlo, nos encanta hablar en público y privado de Meghan y Harry. Son guapos, glamorosos, súper cool y acaban de tener la boda del año.

Ellos han sido generosos con sus fans y el público en general y se dejan fotografiar, saludan en los eventos, sonríen, pero parece que quieren poner un límite, disfrutar más su nueva vida de casados y hacerlo solos.

Publicidad

“Pasan mucho tiempo en Cotswolds, más de lo que las personas se dan cuenta”, comentó un amigo de la pareja a Vanity Fair. “Están en el campo mucho más de lo que están en Londres y están disfrutando de un inicio discreto y tranquilo de la vida matrimonial”.

Getty Images

Este y otros informantes (todos cercanos a la pareja, asegura la revista) dicen que el príncipe Harry está “incómodo” con el nivel de interés en su esposa y su matrimonio por eso prefieren estar más tiempo en esa zona bella y boscosa del centro de Inglaterra y a 150 kilómetros de Londres, sobre todo los fines de semana, más que en su casa en el palacio Kesington.

Y aunque las declaraciones de informantes de este tipo son publicadas en varios medios, no hay que vivir en la casa de los duques de Sussex para imaginar que efectivamente pueden sentirse incómodos con tanta atención de todo mundo. Todo esto parece que ya provocó la decisión de Harry de tomarse un descanso y no aparecer tanto en público.

Además, Meghan y Harry han dado señales: en la Sentebale Polo Cup en Windsor la semana pasada, en la que rompieron protocolo y se besaron, la pareja almorzó antes del partido con una pared que los separaba del resto, de acuerdo con Vanity Fair.

“Estaba bastante claro que no querían que la prensa se acercara a ellos”, dijo una fuente no identificada. “Fueron fotografiados en la alfombra roja y al final del partido, pero querían que los dejaran solos el resto del tiempo, a pesar de que este fue un gran evento de caridad para Harry con una gran presencia de la prensa internacional”.

Getty Images

La relación tensa entre la pareja y la prensa llegó a su punto crítico cuando Harry casi golpea a sus fotógrafos con una pelota de polo durante el partido. El Príncipe Harry llamó al fotógrafo real Tim Rooke y dijo: “Lo siento. ¡Estaba intentando darte una buena oportunidad!

Mientras Rookie y dijo en redes sociales que el príncipe mostró una “genuina preocupación por los miembros de los medios”, la revista sugiere que “mostró a algunos fotógrafos que van por el camino equivocado”, meses después de que les rogó que dejaran a su novia sola cuando su relación entrara en el abierto el año pasado.

Hay que tomar en cuenta también que Harry ha vivido en carne propia el acoso de la prensa y le tocó compartirlo con su mamá, Lady Di, en una época en que la figura fascinante de ella “inauguró” este tipo de coberturas exhaustivas de cada paso de su vida pública y privada.

Y otro posible motivo pueden ser las declaraciones polémicas del padre de Meghan, Thomas Markle, que los ponen en el ojo del huracán pero desde una perspectiva polémica y hasta molesta, no por su imagen de una pareja encantadora que a nosotros es la que realmente nos gusta.