Libérate de los excesos: cómo hacerle una limpia a tu kit de belleza

Solo necesitas un poco de tiempo y paciencia

241
PARIS, FRANCE - NOVEMBER 30: Gigi Hadid And Devon Windsor have their Hair

La mayoría de nosotros, somos ligeramente culpables de tener más productos de los que necesitamos. Aún peor, de tener productos que definitivamente ya no funcionan. Para determinar cuáles son los que deberías de tirar a la basura (o preferiblemente reciclar) te dejamos una lista de tips para tu limpia.

1. Periodo después de la apertura

Es el pequeño icono de un botecito abierto. Dentro del botecito está escrito un número junto con una ‘M’, eso indica cuánto tiempo después de haber abierto tu producto sigue siendo funcional. Trata de hacer memoria de cuando lo compraste aproximadamente. Si de plano no te acuerdas, es probable que fue hace demasiado tiempo.

Cicapair – Dr. Jart

2. Ingredientes

Publicidad

Si tus productos tienen una enorme lista de ingredientes, en especial ingredientes que no son buenos para nosotros. Considera deshacerte de ellos y cambiarlos por opciones veganas, orgánicas o éticas. Lo mejor que puedes hacer es hacer una transición hacia productos con ingredientes limpios.

Virgin Marula Luxury Facial Oil – Drunk Elephant

3. Cambios

Si tus productos cambian radicalmente en textura u olor, considera tirarlos. Especialmente si notas que no te están funcionando o incluso te están sacando granitos o imperfecciones.

BB Beauty Balm – Dr. Jart, Amazon

4. Lava tus brochas

Aprovecha que estas haciendo limpieza para lavar tus brochas. Es lo mejor que puedes hacer por tu piel y tu maquillaje. Mójalos con agua templada junto con un limpiador especial para brochas. Masajea suavemente contra la palma de tu mano hasta que estén libres de maquillaje. Seca las brochas con una toalla limpia y moldea a la forma original. Puntos extras si también limpias tus pinzas y enchinador de pestañas.

Makeup Brush Cleanser – Cinema Secrets

Para que tus productos se mantengan en mejores condiciones considera guardarlos en un lugar con poca humedad y con una temperatura media. Ciérralos bien después de cada uso y nunca les agregues agua.