- Publicidad -

Si tienes el pelo chino, lo quieres lacio; si lo tienes lacio, chino. El pasto siempre es más verde del otro lado.

Es cierto, las herramientas de calor se han vuelto nuestras principales aliadas al momento de arreglarnos. El problema radica en que también pueden llegar a ser nuestras peores enemigas si las usamos todos los días. Te contamos porqué.

Publicidad

Las herramientas de calor se encargan de darle la forma deseada a tu pelo, pero todo esto a un costo, el calor en exceso acaba con la elasticidad, los nutrientes y la hidratación de tu pelo. Prácticamente, es como si lo estuvieras quemando poco a poco, pero las consecuencias se notan a largo plazo y lamentamos decirte que no hay vuelta atrás. Es por eso que lo ideal sería lucir tu pelo natural de la mejor manera y la que más te guste.

La clave de esto es: conocer tu pelo. Saber cuáles son sus necesidades y sacarle lo mejor para que siempre luzca como de Blake Lively.

Existen muchos tratamientos en el mercado que cumplen diferentes funciones de acuerdo a lo que necesites, ya sea: controlar el frizz, darle volumen, hidratación, etc. También existen procesos especiales donde aplicados por un profesional para tener los resultados que quieres; desde la keratina para dejarlo lacio hasta el Brazilian Blowout si quieres mantener tus rizos sin frizz.

Look natural, Shutterstock

No te estamos diciendo que las dejes por siempre, sabemos lo difícil que puede llegar a ser, sobre todo en ocasiones especiales, pero puedes intentarlo poco a poco hasta que solo las uses cuando sea verdaderamente esencial y por su puesto siempre preparándote con un buen protector de calor antes de usarlas para evitar el menor daño posible.

Así que si estabas buscando la razón, aquí la tienes. Nada está más de moda que ser tú, es hora de probar cosas nuevas y diferentes, tal vez un corte de pelo, un cabio de color, algo que vaya contigo y tu esencia natural. ¡Inténtalo!