- Publicidad -

Desde que Francisco Cancino lanzó su firma homónima en septiembre de 2019 tenía claro que el enfoque de sus piezas sería la durabilidad y la atemporaliad. Después de todo, la inspiración del diseñador siempre ha venido de la indumentaria tradicional de los pueblos indígenas mexicanos y no hay mejor ejemplo de saber hacer y permanencia que su gran legado textil.

Desde su inicio, Cancino se alejó de la temporalidad estacional de la moda para presentar en diversos momentos del año capítulos inspirados por los cuatro elementos. El primero de ellos se llamó Atl, agua en náhuatl y esta nueva entrega está inspirada por la tierra. Una vez más, las referencias a la indumentaria tradicional se hacen presentes bajo la mirada transformadora del creativo.

Publicidad

Te dejamos las imágenes de la nueva colección acompañadas por la explicación sobre cómo se reinterpretó este elemento para convertirlo en el protagonista de la colección.