Sergei Polunin: de ‘enfant terrible’ del ballet a favorito de la moda

Junto a Laetita Casta, Sergei Polunin protagoniza la edición 2019 del calendario Pirelli. Platicamos en exclusiva con él sobre su paso del ballet a la moda.

447
Cortesía Pirelli
- Publicidad -

Tras ser considerado el niño malo del ballet, el ruso Serguéi Polunin vuelve a ocupar las miradas de Europa y el mundo entero, al ser protagonista del calendario Dreaming, del fotógrafo escocés Albert Watson.

Como parte de su participación, Poulin trabajó al lado del Laetita Casta en una serie de retratos cinematográficos que buscan explicar distintos sueños.

Publicidad

Polunin, que admira desde siempre el trabajo de Watson, y que, tras dejar el ballet, se ha dedicado a la industria del entretenimiento, sigue pensando que uno de los caminos más importantes a seguir en su carrera es la industria de la moda.

“Para mí, la industria de la moda y el ballet comparten mucha esencia, pero hay algo que te sirve demasiado cuando pasas del ballet a la de la moda: el control.

Nosotros aprendemos de la disciplina y del control, como parte esencial de nuestro trabajo en el ballet y cuando llegas a la industria de la moda, te das cuenta de que hay mucho talento, pero gente sin disciplina, que termina arruinando sus carreras por falta de ese control”, declaró Polunin en exclusiva para ELLE.mx.

No es que haya muchas diferencias entre la industria de la moda y del ballet, ya que éste que es mucho más antiguo, le ha aportado muchísimo a la moda, desde la importancia de los escenarios, los vestuarios, la importancia de los fotógrafos, los modistas y el movimiento. Sobre todo, el movimiento. La industria de la moda sigue retomando muchísimo los aportes del ballet, pero para mí, lo esencial es el control. Una vez que pasas del ballet a la moda, puedes entender que tu carrera va a ir bien si continúas con esa disciplina.

Cortesía Pirelli

De acuerdo con el fotógrafo Albert Watson, trabajar con Sergei no fue, ni por mucho, lo más complicado, ya que Seguéi hoy día domina bastante la cámara y la industria, y aporta, además de su virilidad, presencia a la cámara. Ayudó a que las fotos con Laetita Casta fueran un éxito.

Laetita, quien interpreta a una pintora que vive en un estudio con su pareja (Serguéi) también se sintió cómoda al trabajar con él.

Cortesía Pirelli

Se trata de dos personajes que sueñan con el éxito. Ella como artista y él como bailarín, y es lo que intentó reflejar Watson. Lo interesante, cuenta Watson, es que Laetita en su tiempo libre se dedica a la escultura. Crea arte. Es una coincidencia favorable que le ayudó a meterse en el personaje.

“Decidimos hacer fotos con ellos dos al aire libre para darle a la escena una mayor luminosidad natural. Se tomaron en Miami y su ambiente tropical es un componente esencial de esta imagen, así como lo es la presencia de Seguéi, que ayudó a Laetita a liberarse, y juntos lograr una de las mejores fotografías del calendario”, delcaró Watson.