Alber Elbaz: el simpático diseñador que revivió Lanvin

El diseñador marroquí-israelí que conquistó la moda parisina

199

Una enorme corbata de moño, gruesos lentes de pasta, zapatos de aspecto desgastado y baja estatura; estas peculiares características sólo pueden pertenecer al simpático diseñador marroquí-israelí Alber Elbaz. Un creativo reconocido por haber transformado la histórica maison Lanvin en una de las firmas parisinas más cotizadas de la moda de lujo.

Entre las aportaciones más notables de este cariñoso diseñador querido por todos, está haber restaurado y establecido una identidad contemporánea para Lanvin, pero sobre todo, elevó la clásica feminidad del vestido al siguiente nivel con colecciones que lo incorporaron en todas sus facetas posibles, como un motivo recurrente en el tan añorado Lanvin por Alber Elbaz.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW2008
Publicidad

El diseñador Alber Elbaz nació en 1961 en la ciudad de Casablanca, Marruecos, en la costa norte de África, en el seno de una familia judía. Cuando tenía sólo diez años, se trasladó a la ciudad de Jolón, en Tel Aviv, Israel.

Foto: Shutterstock, Alber Elbaz 2010

Después de completar su servicio militar en las Fuerzas de Defensa de Israel a finales de la década de los 70, estudió formalmente Diseño de Moda en la reconocida universidad Shenkar College of Engineering and Design en la ciudad de Ramat Gan, una ciudad cercana a Tel Aviv.

Foto: Shutterstock, Alber Elbaz

En 1984, después de su graduación, se mudó a Nueva York para emprender la práctica en un pequeño taller de confección a medida, a donde solían acudir mujeres buscando diseños conservadores y elegantes, que no le permitían desarrollar su burbujeante creatividad.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW2009

No pasó mucho tiempo para que la eminencia de la moda estadounidense, Geoffrey Beene detectara su talento y lo invitara a unirse a su equipo creativo como asistente de diseño en 1989, en donde resaltó los valores de la firma americana incorporando técnicas de costura parisina hasta su partida en 1996, después de siete largos años.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW2012

Ese mismo año se instaló en París, cuando fue apuntado como Director Creativo de la firma parisina de costura Guy Laroche, con la esperanza de que el alabado diseñador fuera la respuesta para re-posicionar la maison respetando los archivos históricos que su fundador dejó como legado.

Foto: Shutterstock, Lanvin SS 2009

Después de poco más de un año al frente de Guy Laroche, tras una interesante propuesta, Alber Elbaz dejó la labor de revitalización de la maison de costura para materializar su sueño de trabajar para la firma parisina Yves Saint Laurent, en la división Rive Gauche de prêt-à-porter femenino, en un momento en que su fundador se reservó a sólo diseñar Alta Costura.

Foto: Shutterstock, Yves Saint Laurent Rive Gauche 1999

Desafortunadamente, el sueño de Alber Elbaz se hizo realidad en el peor momento posible. Unos años atrás, en 1993 la firma Yves Saint Laurent había sido comprada por el grupo Elf-Sanofi (sí, el farmacéutico) y en 1998 se encontraban en una reestructuración en la que el mismo Yves sólo diseñaba Alta Costura, Hedi Slimane el prêt-à-porter masculino y Alber Elbaz había sido elegido para cubrir la vacante del prêt-à-porter femenino.

Foto: Shutterstock, Yves Saint Laurent por Alber Elbaz

Ese tumultuoso año de negociaciones culminó con la inminente compra de la firma Yves Saint Laurent por el entonces poderoso y creciente Gucci Group al frente de Domenico de Sole y Tom Ford. Tras la compra, Alber Elbaz sólo había presentado tres colecciones antes de ser despedido y reemplazado por el diseñador estadounidense Tom Ford.

Foto: Shutterstock, Alber Elbaz y Collette Pechekhonova, Yves Saint Laurent 1999

Después de este impactante e inesperado suceso,  Alber Elbaz se tomó un merecido año sabático y después sirvió como Director de Diseño para la pequeña casa de moda italiana Krizia.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW 2006

Pero para Alber Elbaz, lo mejor estaba por venir. En 2001 fue apuntado como Director Creativo de la histórica maison Lanvin, fundada en 1889 por Jeanne Lanvin (la maison de moda más antigua con funcionamiento ininterrumpido). Sin embargo, la empresa no estaba siendo dirigida adecuadamente y comenzaba a mostrar signos de decadencia.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW2010

Ese año, la empresaria taiwanesa Shaw-Lan Wang, compró la maison Lanvin y escogió a Alber Elbaz como el único diseñador capaz de devolver a Lanvin el auge que alguna vez tuvo a principios del siglo pasado. Y lo hizo, Lanvin se convirtió rápidamente en una potencia en la moda de lujo y una firma objeto de deseo.

Foto: Shutterstock, Lanvin FW2011

Su primera jugada para restaurar la elegancia femenina de la que Lanvin gozó en los años veinte, fue tomar una silueta clásica: el vestido; y explotar al máximo sus posibilidades creativas. Se tomó tan en serio su labor de hacer del versátil vestido un imprescindible, que se convirtió en uno de sus principales contribuidores en la historia de la moda.

Foto: Shutterstock, Alber Elbaz 2015

En 2005 recibió el premio de Vestido del Año de diseñador extranjero, por parte del Council of Fashion Designers of America y también recibió el premio de Diseñador más Influyente durante los World Fashion Awards, de la empresa de pronóstico de tendencias WGSN.

Foto: Shutterstock, Lanvin SS2010

En 2006 revivió el emblemático “azul Lanvin”, que originalmente Jeanne Lanvin tomó de un fresco del pintor religioso italiano del siglo XV, Fra Angélico. Además, cambió todo el packaging y plasmó el simbólico logo de madre e hija de Lanvin en todas partes, como parte de una estrategia de branding y posicionamiento de marca.

Foto: Shutterstock, Lanvin 2015

A principios de 2007, Alber Elbaz fue condecorado como Caballero de la Legión de Honor, la mayor distinción por méritos extraordinarios que puede recibir un extranjero por parte del gobierno francés.

Foto: Shutterstock, Linda Evangelista y Alber Elbaz 2006

En 2009 colaboró con el cantante líbano-británico Mika para ilustrar parte de su álbum ‘Songs of Sorrow‘. Ese mismo año, Alber Elbaz recibió la Medalla de la Villa de París, una distinción otorgada por el Ayuntamiento de París por su impacto positivo en la ciudad.

Foto: Shutterstock, Alber Elbaz 2016

En 2010 fue lanzada su muy sonada y bien recordada colaboración con H&M, que el diseñador resumió de esta manera: “No se trata de comprar moda por menos… se trata de cómo H&M entra al mercado de lujo”. Cautivadores vestidos fueron el punto focal de la colección, aunque también incluyó piezas masculinas con detalles metálicos.

Foto: Shutterstock, Lanvin x H&M 2010

En 2012, conmemorando una década creativa en Lanvin, la editorial Rizzoli publicó un libro que reúne más de tres mil fotografías y narrativas personales que documentan diez años de Lanvin por Alber Elbaz.

Foto: Rizzoli

En 2013, colaboró con la casa cosmética francesa Lancôme para crear una colección de cosméticos de edición limitada, llamada Lancôme Show por Alber Elbaz. Un año más tarde, en 2014 recibió un honoris causa por parte del Royal College of Art de Londres.

Foto: Lancôme Show por Alber Elbaz

En 2015, anunció su sorpresiva salida de Lanvin, después de catorce grandes años. Esto se debió a una serie de disputas irreconciliables entre el diseñador y las directrices, Shaw-Lan Wang y Michèle Huiban.

Foto: Shutterstock, Lanvin SS2015

En 2016 fue condecorado con la Legión de Honor de Francia. Desde su partida de Lanvin, Alber Elbaz comenzó a trabajar con el empresario perfumista Frédéric Malle para la creación de la fragancia ‘Superstitious’, que fue lanzada en 2017.

Foto: Frédéric Malle

Recientemente, en vísperas de la semana de la moda de Nueva York, temporada primavera/verano 2019, Alber Elbaz lanzó un colaboración con la marca estadounidense de bolsos, LeSportsac. Se rumora que Alber Elbaz está incubando su futuro, así que esperamos pronto escuchar más noticias sobre él.

Foto: Lesportsac x Alber Elbaz