¿Cuál es la diferencia entre un suéter de cashmere de $500 y uno de $50,000?

1618
- Publicidad -

Un suéter hecho con el mejor cashmere del mundo podría llegar a costar más de dos mil dólares de la lujosa marca Loro Piana, sin embargo, también puedes adquirir uno simple del mismo material con descuento en Uniqlo por tan sólo $29.90 dólares.

El cashmere producido por las cabras de raza blanca como Zalaaa Ginst y Meseta Tibetana está reservado para los adineraros. Pero en las últimas décasas, el prestigio de este material se disparó y las prendas baratas llenaron el mercado.

Publicidad

De acuerdo con datos comerciales de las Naciones Unidas exportaron casi 1.400 millones de dólares en prendas de cachemira a nivel mundial en 2016, frente a los 1.200 millones de dólares en 2010. 

Pero entonces, ¿qué hace que un suéter sea mejor que otro? Es simple: el precio depende de la calidad del hilo, dónde se fabricó la prenda y el número de unidades compradas por la marca.  

Lee: Cómo cuidar tus prendas de cashmere

Shutterstock

De acuerdo con BOF, la calidad de la materia prima a menudo importa más. Las fibras de cachemira más largas mantienen su integridad durante más tiempo, lo que permite que las prendas conserven su estructura.

El grosor del hilo utilizado para la tela determina su durabilidad. El llamado hilo de una sola capa es el más débil y puede ocasionar que tu prensa se agujere rapidamente. Las piezas de cachemira de mayor calidad son típicamente de dos o tres hilos gruesos. Los hilos individuales más finos y crean prendas más suaves, pero son raros y, por lo tanto, cuestan más.

Los consumidores estadounidenses valoran esta suavidad por encima de todo. Debido a su alta demanda, el cashmere falso llega a tiendas y también los falsificadores crean mezclas de  etiquetadas con 100% cashmere que contienen lana, rayón viscosa y acrílico e incluso piel de rata.

Lee: Estas son las 10 compañías con mejor reputación en el mundo y las encabeza una firma de lujo

Si tu también eres fan de este material, te recomendamos que cuando compres una prenda prestes atención a su etiqueta y te fijes exactamente de qué tipo de lana proviene y todos los materiales con los que está fabricada.