Anna Wintour perderá su reino este verano: cronología de un rumor

Durante los últimos días hay un solo tema de conversación en todos los círculos de la moda "¿Anna Wintour se va de Condé Nast?"

647
Foto: Getty
- Publicidad -

La moda tiene el vicio de convertir nombres propios en marcas registradas, lo decimos figurativa y literalmente. Y con el perdón de todas las Annas que le sucedan, no habrá persona en la industria que al escuchar este palíndromo no piense en una sola: Wintour. Consagrada en una era pre redes sociales donde su talento y temple de acero le valieron hacerse del poder del que goza; popularizada en la cultura mainstream gracias a Miranda Priestly en The Devil Wears Prada y auto reafirmada cuando en 2009 abrió las puertas a R. J. Cutler para que la inmortalizara en el documental The September Issue. Si el engranaje de la moda se asimila a un modelo político, podemos hablar de una monarquía en la que el trono lleva su nombre. Pero el sistema está a punto de cambiar.

Desde hace aproximadamente un mes se ha extendido el rumor de que Anna Wintour dejaría su puesto de 30 años como editora en jefe de Vogue y como directora artística de Condé Nast desde 2013. Lo que comenzó como un secreto a voces finalmente estalló cuando The New York Post lo reportó a principios de abril.

Publicidad

 

De acuerdo con el NY Post, fuentes cercanas aseguraban que se planeaba la salida de Wintour para verano, después de cerrar la edición de septiembre. Esto, de acuerdo con las mismas fuentes, como un esfuerzo de Condé Nast por modernizar sus estructuras para sobrevivir la nueva era editorial. Recientemente, tuvieron que sacar del mercado las ediciones impresas de Teen Vogue, Self y Detail.

Otro factor que se contempla en el reporte es la muerte de Samuel Irving Newhouse, presidente de Condé Nast y principal aliado de Wintour. Los rumores señalan que su sucesor podría ser Jonathan Newman a quien “no le gusta la cantidad de poder que Anna tiene”. Newman negó que la noticia de su nombramiento fuera cierta a Business of Fashion, pero no comentó nada sobre la editora.

A través de un vocero, Condé Nast negó el artículo publicado por The NY Post y agrego “negamos enfáticamente estos rumores”. Y según reportó el New York Times, Robert A. Sauerberg Jr., jefe ejecutivo de Condé Nast, envió una nota internacional a sus editores pidiéndoles que desecharan el rumor.

Finalmente, Vanessa Friedman de NYT compartió que el mismo Sauerberg le envió un mail en el que decía “me complace decirte que no hay verdad en los rumores de la salida de Anna. Una gran compañera mientras continuamos nuestros esfuerzos por transformar a la compañía para el futuro”.

A pesar de las negativas de la editorial y sus voceros, lo cierto es que la llama del rumor, lejos de extinguirse, está más viva que nunca. Así como en el pasado las posibles salidas de directores creativos de las casas de moda y las especulaciones de sus próximos movimientos han puesto a toda la industria a hablar, esta vez es el mundo de las publicaciones el que se ha puesto a temblar con un posible cambio que más que quedar escrito en la historia, será historia.