Los escaparates de Zara no están vacíos, tienes que usar tu celular para verlos

¿Necesitas una razón para amar más a ZARA? La tienda de fast fashion añade lo último en tecnología a tu experiencia de compra: realidad virtual.

674
Cortesía
- Publicidad -

La marca incorporará durante dos semanas una experiencia de Realidad Aumentada en 120 flagship mundiales, a partir del próximo 18 de abril. Este concepto innovador integra la última tecnología a su oferta de moda, invitando a través de ella a los clientes tanto dentro como fuera de la tienda a una experiencia de compra nunca antes experimentada, que además puede ser compartida.

Escaparates, pódiums localizados dentro de la tienda y las propias cajas de entrega online serán el escenario previsto para que a través de la aplicación de la firma puedas vivir la experiencia.

Publicidad

Cuando los teléfonos son dirigidos hacia la señal gráfica ubicada en estos elementos, las modelos Léa Julian y Fran Summers cobran vida en las pantallas de los dispositivos en secuencias de 7 a 12 segundos. 12 experiencias dinámicas fueron capturadas como hologramas en un tramo de 170 metros cuadrados en el que se dispuso de 68 cámaras, uno de los mayores despliegues de rodaje de esta clase desarrollado en el mundo.

Lee: Zara tiene una nueva línea y es la que querrás comprar para vestir a diario

Zara

De manera natural, las modelos posan, se mueven e incluso hablan mientras presentan la Colección Studio de ZARA, en una experiencia extraordinariamente realista y adaptada a cada dispositivo y a cada escenario. Además, todos sus looks pueden ser comprados instantáneamente a través de un simple click en la app, así como en la propia tienda.

Esta experiencia será especialmente visible desde la calle, con escaparates que aparecerán completamente vacíos, con una marcada señalética que anima a los clientes a acceder a ZARA AR app.

Zara

Además de permitir la compra online, la app incluye una herramienta para compartir en redes sociales la experiencia, invitando a los clientes a tomar y enviar fotos de los hologramas, estableciendo una conexión virtual que parece extraordinariamente real.