Jeremy Scott trae a Moschino el fetiche del látex y la subcultura BDSM

721
Getty
- Publicidad -

Las colecciones de Jeremy Scott no son colecciones en donde uno deba adivinar la inspiración, son propuestas cargadas de referencias en donde el motivo es evidente. Si con cada show consigue alimentar el interés del público, con éste ha incendiado la pasarela por ser el más lejano a la cultura pop -siempre presente en sus diseños- y explorar en cambio una subcultura que resulta completamente provocadora: el BDSM, es decir el bondage y disciplina; dominación y sumisión; sadismo y masoquismo.

Foto: Getty

Esta colección, presentada durante la Semana de la moda masculina en Milán, tiene como protagonista al fetiche sexual del látex, transformando así a este material en la textura dominante entre las piezas como guantes, pantalones, gorras, ropa interior, trajes de cuerpo completo y máscaras.

Fotos: Getty / ImaxTree
Publicidad

Como abanderados del bondage, los arneses tuvieron un peso importante dentro de la colección, ya fuera como accesorio complementario de algunos looks o cómo parte de la pieza misma en americanas deconstruidas.

Fotos: ImaxTree

Incluso algo tan clásico como la sastrería resulta incendiario cuando se trata de Jeremy Scott y el diseñador subió la apuesta con reinterpretaciones de los clásicos sartoriales dotándolos del factor hot.

Fotos: ImaxTree

El estilismo también obedeció a la sexualizacion del show y en su mayoría se trató de una estética de dominátrix couture.

Fotos: ImaxTree