Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El matrimonio: falsa promesa de felicidad y otros estereotipos caducos

La actriz Lucía Uribe escribe sobre la idea que nos vendieron el matrimonio, sobre todo a las mujeres.
mié 08 septiembre 2021 06:37 PM
elle-cora-matrimonio-destacada.jpg
Fotografia y Dirección de Arte por M0' @motrashmx

Las actuaciones que yo vi de adolescente que me dieron la certeza de querer ser actriz, fueron en el teatro. Específicamente fueron las obras que dirigieron y actuaron Laura Almela y Daniel Gimenez Cacho, dos creadorxs locxs, hermosxs y vorazmente libres. Encontré en el teatro ese espacio que siempre anhelé en la vida de poder ser con libertad.

El teatro de Laura y Daniel tiene esa potencia cósmica porque ellxs hacen creativamente lo que les da la gana, por el puro placer de hacerlo. Y para mí ese es un ideal de vida: ir encontrando las reglas de tu juego, y vivirlo con quien quiera jugarlo contigo.

Publicidad

Sin embargo, el camino hacia encontrar tus deseos genuinos y ponerlos en práctica no es fácil porque desde niñxs se nos impone culturalmente qué debemos desear y cómo debemos de ser si nacemos con vulva o si nacemos con pene.

A mí, que fui socializada como mujer, se me dijo en la vida cotidiana y en las películas que vi desde la infancia, que la felicidad era estar en pareja con un hombre de forma romántica y monógama. Que cuando encontrara a ese hombre, sería finalmente feliz y debería a toda costa (incluso a costa de mí) conservarlo y no "dejarlo ir".

A las personas socializadas como hombres no les enseñan lo mismo. Se les inculca que el éxito para ellos es ser poderoso laboral y económicamente, tener muchas parejas sexuales y desapego afectivo. Se les dice que el matrimonio no es para nada un ideal de éxito, pero es algo que no está mal hacer para "sentar cabeza" y por las comodidades diarias que brinda el hecho de que una mujer lave tu ropa, te haga de comer, te satisfaga sexualmente y te dé contención emocional.

Publicidad

Esto evidentemente construye de inicio una dinámica absolutamente vertical y violenta, y es triste ver cómo este sistema ideológico es reforzado y perpetuado por la publicidad y las ficciones audiovisuales. En la gran mayoría de las películas y series vemos que los personajes femeninos principales tienen un tipo físico que, nos enseñan, es lo deseable y lo bello. Siempre esbeltas, maquilladas y depiladas.

04.jpg
Fotografia y Dirección de Arte por M0' @motrashmx

Y es perfecto que exista ese tipo físico. Pero, ¿por qué no hay ficciones audiovisuales cuyas protagonistas tengan otros cuerpos como sí sucede con los protagonistas masculinos? Para ellos no hay mandatos de belleza tan estrictos: pueden ser viejos, jóvenes, flacos o gordos, y no necesitan maquillaje para que el personaje femenino se enamore de ellos.

Todo va a estar bien cuestiona estos mandatos de género y la idea falsa de que el matrimonio es la promesa de la felicidad. Tiene guiones y personajes complejos que se desmarcan del grueso de las ficciones audiovisuales basadas en estereotipos caducos.

02.jpg

Muestra a través de sus personajes y situaciones, maneras de relacionarnos que están por fuera de los mandatos hegemónicos y eso me parece loable en esta industria tan hostil que en general se decide por narrativas misóginas y clasistas porque es la apuesta "segura" y a lo que el público está acostumbrado. Y sí, claro que estamos acostumbrados a eso, pero es una costumbre violenta y repudiable.

Publicidad

Estamos acostumbradas a que los hombres nos interrumpan y nos expliquen lo que creen que realmente queremos decir , y no por eso es aceptable. Estamos acostumbradas a que nos impongan un ideal de belleza inalcanzable que fomenta una relación violenta con nuestros propios cuerpos, y no por eso es aceptable. Estamos acostumbradas a que haya 11 feminicidios al día en este país y que en su mayoría los asesinos sean los cónyuges de estas mujeres, y no por eso es aceptable.

Vivimos diariamente con estas costumbres, y para mí, son espacios como el teatro independiente o filmar Todo va a estar bien en los que he encontrado libertad, juego y acuerdos hermosos de convivencia y creación con otras personas. Mis amigxs son también mi espacio de libertad, donde el amor y el mutuo cuidado son el eje. No es fácil encontrar la manera como quieres vivir, trabajar y relacionarte, porque hay que cuestionarse todo para ir encontrando ese camino, pero son luminarias como el teatro de Laura y Daniel, o encontrar un equipo de creadores como el de Todo va a estar bien los que van abriendo camino. Y cuando vas encontrando esos oasis - que para cada persona serán distintos - vale toda la pena del mundo procurarlos porque así se disipa un poco la violencia de este mundo y se abre espacio para el placer.

Fotografia y Dirección de Arte: M0' @motrashmx
Makeup/ Hair: La Basura Cósmica/Liliana Monroy
Estilismo: Ifigenia Martínez

Tags

Lucía Uribe Matrimonio Amor Divorcio
Publicidad