Dark: la serie catalogada como el Stranger Things en versión adulta y más oscura

450
- Publicidad -

“Todo está conectado” es la advertencia que tiene el espectador en el primer episodio.
Esta afirmación no puede ser más cierta, ya que cada minuto es crucial para poder
entender y no perderse en las más de 15 historias distintas que hay dentro de la
trama, situada en tres líneas temporales: los años 2019, 1986 y 1953.

Todo comienza cuando Mikkel, de 10 años, desaparece en el pueblito de Winden, dando
lugar a una búsqueda frenética por parte de sus padres y los habitantes del lugar. Con
muchísimos guiños a películas de terror clásicas como It, esta serie definitivamente es
una de las mejores del año pasado y tiene una narrativa no lineal que es difícil
encontrar en la televisión actual. Una mención especial es para su fotografía,
cuidadosamente armada para hacernos sentir todo el tiempo en las sombras y la
incertidumbre, exactamente igual que a sus personajes.

Publicidad

Los viajes en el tiempo son los que hacen única y especial a esta producción que no se queda solo en la ciencia ficción,sino que también juega con el terror y el drama mientras vemos la oscura historia de este pueblo contada por tres generaciones. No es una serie que se pueda maratonear, exige muchísimo del espectador, no te sientas mal si debes pausarla algunas veces para volver a ver una escena o para recapitular y recordar quién es quién. Dark es un laberinto y llegar al final es un reto que no todos pueden lograr.