Claves para transformar un espacio en el lugar ideal para hacer home office

894

El home office es una tendencia en crecimiento en nuestro país. Evitar el tránsito, reducir costos en alimentación y transporte; y la flexibilidad de horarios son sólo algunos de los beneficios que podemos encontrar en esta modalidad de trabajo. Pero también este último punto puede representar una desventaja. Si no eres muy organizada; los múltiples distractores y la flexibilidad de horarios podría disminuir tu rendimiento. Es importante organizarse y adaptar un espacio en tu casa si deseas llevar tu vida profesional al hogar.

Ubicación

Este es un punto muy importante. Antes era común encontrar un espacio en el hogar destinado para crear un estudio. Ahí se encontraba la biblioteca familiar, un equipo de cómputo y era usado para continuar el trabajo que no se había terminado en casa. Y tal vez la única diferencia entre un estudio y un espacio de home office es la privacidad. Busca una habitación que puedas cerrar, de preferencia que cuente con ventanas y que esté alejada del ruido o el bullicio que pueda existir tanto fuera como dentro de casa.

Publicidad

Si no cuentas con una habitación que provea el espacio suficiente, puedes crear un pequeño rincón adaptado a las necesidades que tu trabajo presente. Si tus labores se limitan a un equipo de cómputo; un escritorio y lugar de almacenaje pueden ser suficientes. De nuevo, busca que esté alejado de las áreas comunes del hogar, de distractores como televisores y en el que puedas tener privacidad.

Comodidad

La comodidad también debe ser prioridad. El estar en un espacio cómodo garantiza que no tengas que estar cambiando constantemente de lugar y eso te haga perder tiempo, además de propiciar distractores. Al momento de elegir el mobiliario debes pesar en las actividades a realizar, te recomendamos hacer una lista. Una vez que la tengas busca el mobiliario que ergonómicamente se adapte a tus labores. Si llevas trabajos manuales o de dibujo, una mesa de trabajo y un banco alto puede ser la mejor opción. Si tu trabajo te mantiene en la computadora, busca que no te resulte incómodo permanecer sentado frente a ella, un escritorio con espacio suficiente para el equipo y realizar anotaciones, además de una silla cómoda son un must.

Iluminación

Y eso nos lleva al siguiente tema: la iluminación. Actualmente es una de las preocupaciones principales en las oficinas, y es que está comprobado que una mala iluminación repercute directamente con el rendimiento de los empleados. Lo ideal para espacios de trabajo son entre 400 y 500 luxes, muchos focos  y luminarias incluyen está información en sus empaques. Como siempre, prefiere la iluminación natural, y compleméntala con luz fría blanca. La tecnología LED puede representar un gasto mayor al principio. Pero a la larga, su tiempo de vida, rendimiento energético y beneficios para la productividad, este gasto sará una inversión. Alterna iluminación directa con indirecta para evitar espacios oscuros en la habitación y ocasionando fatiga visual. La iluminación directa ayudará también a reducir la molestia que pueda ocasionar la pantalla o los reflejos ocasionados por diversos objetos.

Dale tu toque.

Las necesidades estéticas son tan importantes como las funcionales, así que ambas deben ser tomadas en cuenta para dar el toque final. En colorimetría prefiere tonos claros, puedes dar acentos en el mobiliario o accesorios. El morado es una excelente opción para espacios de trabajo, aprovecha para incluir el Pantone 2018 en tu espacio. Si la desorganización es un problema, incluye muebles que te ayuden a solucionarlo. Tal vez una pizarra de corcho ayude a tener presentes algunos pendientes. En cuanto a la decoración aprovecha elementos que no sólo sean estéticos, sino también, tengan un propósito. Lapiceros, pisa papeles, organizadores  y hasta artículos especialmente diseñados para reducir el estrés. Actualmente existen firmas de diseño que cuentan con línea para la oficina. Incluye también algo de vegetación, las cactáceas son una buena opción para espacios de home office. También puedes instalar un equipo de sonido adecuado para ambientar el espacio. Siempre y cuando el escuchar música no represente una distracción.

Por último recuerda que no está de más estar prevenida ante una junta digital. Busca que el muro detrás de tu escritorio sea estético y no existan elementos que distraigan tanto tu atención como la de las otras personas.