Chrissy Teigen se disculpa públicamente con Beyoncé por su actitud en after party

Cualquiera reaccionaría así con Queen B.

1243
Chrissy Teigen y Beyoncé. Foto: Getty Images.
- Publicidad -

No hay muchos detalles de la exclusiva after party de los Oscar que ofrecieron Beyoncé y Jay-Z. Pero Chrissy Teigen ya nos dio algunos detalles de cómo fue su noche esta fiesta, incluida su interacción con Beyoncé, la cual fue tan incómoda que Chrissy sintió la necesidad de hacer una disculpa públicamente con la anfitriona.

Teigen suele ser una persona que cae bien a todos desde su tweets, pues la modelo tiene el mejor humor en redes sociales. Pero en este after party se sintió fuertemente impactada por la presencia de Beyoncé. Tanto que ni siquiera contestó a los comentario que Bey le hizo.

Publicidad

“¡Me cambié para la noche!” escribió Chrissy en su post de Instagram. “@Beyonce si hay alguna forma de que estés leyendo esto, por favor quiero que sepas que si te estoy mirando y no hablo es porque estoy realmente nerviosa de decir algo estúpido, pero te amamos y ¡muchas gracias!”, escribió Teigen como parte de su disculpa a Bey.

 

Por este relato podemos deducir que Beyoncé le comentó algo a Chrissy, pero esta no reaccionó y simplemente vio fijamente a la intérprete de “Formation”. Esta fiesta era tan importante para la modelo y su esposo John Legend, que ella reemplazó el vestido color turquesa de George Hobeika que llevó al after party de Vanity Fair. Con el cual usó uno de los trends de la noche: las capas.

Chrissy Teigen y John Legend
Foto: Frazer Harrison/Getty Images

Para la fiesta de Beyoncé y Jay-Z, Chrissy Teigen llevó un vestido de tul blanco en capas. Complementó con su beauty look con el pelo suelto en ondas.

Otra de las celebs que ha confesado que Beyoncé la deslumbró es Emilia Clarke al conocer a Beyoncé en una fiesta en 2019. “No esperaba verlos, en persona, no lo esperaba para nada”, comentó en Graham Norton Show. “Estaba como “Omg, ¡estoy invitada!” y Queen Bey se me acercó y obviamente me vió como “Oh, ¡me gustaría hablar contigo!”, y yo no respondí en la forma que ella pensó que yo respondería”, confesó.

“Estaba como “demasiados tragos por hoy”, y comencé a llorar, no salió bien. “Digo, literalmente brotando de mis ojos como “no puedo manejar esto, es muy intenso””, finalizó Clarke.