¿Quién es Erika? el gran amor de Luis Miguel

17737
Luis Miguel y Erika se conocen desde niños. Foto: Cortesía Netflix.
- Publicidad -

Cuando era aún niño, Luis Miguel conoció a una niña llamada Erika Ellice Sotres Starr, hijastra de su “tío”, Jaime Camil.

Luego de muchos años Luis Miguel y Erika se reencontraron y tuvieron un noviazgo tan lindo, largo (de siete años) e importante, que según narró el propio Luis Miguel en el primer teaser de su bioserie ella se convirtió en el amor de su vida.

Publicidad

Más de 20 años han transcurrido desde entonces y cada uno siguió su vida; sin embargo, la historia de su romance ha vuelto a resurgir gracias a la serie y a la actriz Issabela Camil (nombre artístico de Erika) no le ha quedado de otra que hablar sobre el romance que vivió con Luis Miguel.

Para empezar, la ahora esposa de Sergio Mayer dice que rotundamente que no tuvo nada que ver con la producción.

“Se acercaron muchas veces a entrevistarme y no, nunca tuvieron un sí de mi parte…hay que ver qué sale, pero no tengo nada que ocultar; o sea, realmente fue muy bello todo ese tiempo y no tengo nada que ocultar”, dijo Issabela hace un mes al programa Ventaneando.

“Además es algo que se sabe. Digo, él estuvo muy cerca de mi familia mucho tiempo, todo ese tiempo y formamos una gran parte de su historia; entonces, es un dato duro que no se puede remover”.

Camila Sodi interpreta a Erika en la historia. Foto: Cortesía Netflix.

A pesar de su renuencia a hablar sobre la relación con Luis Miguel, Erika consideró bello que su ex abriera su alma.

“Me parece muy bello que si finalmente él se sentó a platicar y abrir su alma siendo una persona y un artista tan hermético, que finalmente le haya dado la importancia y la posición y el valor a cada uno de esos personajes que fuimos parte de su historia”.

La intérprete de Erika en la serie es la actriz Camila Sodi, quien opinó sobre el hecho de que Luis Miguel llame a Erika como el gran amor de su vida: “Es un statement bastante fuerte y bastante hermoso que hacer de alguien”.

Sobre la construcción del personaje, Camila nos contó: “Primero le hablé por teléfono y le pedí permiso. ‘¿Puedo hacerte?’. (Y le respondió:) ‘Qué bueno que eres tú’. Luego me junté con ella y le dije: ‘No quiero chisme’. Aparte, era una historia muy privada. Entonces, si yo era su amiga y no conocía nada, nada más fui a hacer análisis. Y lo primero que hice, la verdad, es que la googlee. Ni modo, hay que usar todas las herramientas”.

Camila Sodi reconoce que al principio de las grabaciones se sentía muy preocupada por el hecho de interpretar a alguien que está vivo, que es real y que encima es su amiga.

“De repente se me prendió el switch y me di cuenta de que estaba haciendo no a mi amiga, sino a la memoria que tiene Luis Miguel de ella filtrada por la pluma de Krauze. Eso me relajó y me cambió el aproach por el que le estaba entrando al personaje”.