Adele tuvo una fiesta de Titanic y aunque fue perfecta, algunos se ofendieron

845
Instagram
- Publicidad -

Adele siempre se ha distinguido por celebrar sus cumpleaños y eventos públicos en general de la manera más original.

De hecho, ama disfrazarse, incluso, el año pasado cuando cumplió 29 años publicó unas divertidas fotos, haciendo alusión a cómo se vería de viejita.

Nearly 30! Thanks for the well wishes. See you soon x

A post shared by Adele (@adele) on

Publicidad

Halloween, por supuesto, es su evento favorito del año.

Halloween 2016 / Dallas, TX

A post shared by Adele (@adele) on

Por todo esto y más, ahora que cumplió 30 años realizó un épico festejo, que lamentablemente no salió tan perfecto en redes sociales como ella esperaba.

La británica organizó una fiesta temática inspirada en la película ‘Titanic‘ de James Cameron.

Naturalmente, la cumpleañera se transformó en “Rose Dewitt Bukater” –mejor conocida como“Rose Dawson” (protagonista del filme)- para su velada. Un vestido negro y rizos perfectamente definidos fueron clave en su look.

La cantante quiso hacer toda la fiesta lo más parecido posible a la cinta de 1997, incluso, para su una entrada triunfal, recreó la icónica escena de la escalera.

Acompañando de estas fotos, Adele posteó:

“¡30 años! No estoy segura de lo que voy a hacer en los próximos 30 años, ya que he sido bendecida más allá de lo que yo pensaba hasta ahora. Gracias a todos por acompañarme en este camino durante los últimos 11 años. Gracias a mi familia y mis amigos por venir a esta fiesta de la película Titanic. Anoche fue la mejor noche de mi vida. Aquí hay un par de fotos. Estoy absolutamente agotada, ¡no estoy seguro de poder volver a salir de la casa!”.

Entre los invitados habían celebridades y músicos como Alan Carr, Zane Lowe y Mark Ronson, además de la estrella de Breaking Bad Aaron Paul.

Cold Blooded.

A post shared by Mark Ronson (@iammarkronson) on

Lo cierto es que fue una celebración espectacular, sin embargo, como en toda situación hubo fans que pensaron que organizar una fiesta basada en una tragedia de la vida real, la cual tuvo 1,503 víctimas, podría no haber sido el mejor movimiento.

Por otro lado, hubo muchos otros seguidores que pensaron que la idea era divertida, además de un homenaje apropiado a la cinta de James Cameron.

Nosotros pensamos lo mismo, lo cierto es que creemos que la cantante no lo hizo con dolo, todo lo contrario. Por lo tanto, ¡qué bueno que la pasó increíble! Y como dice el tuit anterior, sí nos dio un poco de FOMO no estar ahí.