Meghan Markle y el príncipe Harry recibieron una carta de odio con polvo blanco

1614
Shutterstock
- Publicidad -

El 12 de febrero, el palacio de St. James recibió una carta dirigida a Meghan Markle que contenía polvo blanco que de inmediato causó pánico por suponer podía tratarse de un ataque con ántrax.

El caso está siendo tratado como un crimen de odio ya que la carta contenía también un mensaje de racismo hacia Markle. Tras ser examinado por expertos, se dictaminó que el polvo blanco era inofensivo.

Publicidad

Scotland Yard ha emitido un comunicado en el que informa que el caso ha sido clasificado como un crimen de odio racial y que se está trabajando en encontrar al responsable del envío.

Meghan Markle tiene ascendencia mixta y tanto ella como el príncipe han sido informados del suceso.