9 escándalos que la familia real probablemente quiere que olvides

8909

Si eres fanático de la realeza, sabes que la familia real británica ha estado envuelta en varios escándalos.

Algunos son conocidos por todo mundo porque se revelaron en distintos medios de comunicación y seguramente hay unos cuantos que solo pocas personas saben y otros, súper top secret que solo son conocidos por la reina Isabel.

Publicidad

Desde la época de rebeldía de Harry cuando se disfrazó de nazi para una fiesta o cuando caminó desnudo por un hotel en Las Vegas, hasta cuando la princesa Diana reveló que había “tres miembros” en su matrimonio con el príncipe Carlos.

Lee: 30 estrictas reglas que los royals tienen que seguir en su boda

Además de eso, hay otros escándalos que seguramente no conoces:

1. Cuando un intruso entró al cuarto de la reina Isabel

Shutterstock

Aún no se sabe cómo es que el equipo de seguridad no se dio cuenta. A las 7:15 a.m. de una mañana de julio de 1982, Michael Fagan trepo una pared y llegó a su habitación. En ese momento, hubo informes de que habló con ella durante 10 minutos, sin embargo, en 2012 reveló a The Independent que salió corriendo de la habitación.

También dijo al periódico que, hasta el día de hoy, no sabe qué lo estimuló a cometer el allanamiento, pero puede haber sido debido a algunos hongos mágicos que puso en su sopa cinco meses antes.

2. Cuando Harry fue sorprendido fumando marihuana

Cumplir con los valores y tradiciones reales puede ser algo complicado más en estos tiempos liberales. Para ti y tus amigos puede ser “normal” probar marihuana, sin embargo, si unos de los adolescentes más famosos del mundo lo hace, se vuelve un escándalo.

3. Cuando Harry estuvo en rehab por un día

Shutterstock

Lo que olvidamos es que como castigo y experiencia de aprendizaje, el Príncipe Carlos envió a su hijo a rehabilitación, pero solo por un día. El príncipe Harry se reunió con heroinómanos y adictos a la cocaína en recuperación en un centro de tratamiento en el sur de Londres, informó la BBC en ese momento.

Lee: 50 estrictas reglas que te harán pensar dos veces si en verdad quieres ser una royal

4. Cuando en su adolescencia el príncipe Carlos pidió un trago en un bar

Shutterstock

Ahora puede parecer algo irrelevante, pero en ese momento no lo fue.  En un viaje escolar a la Isla de Lewis en Escocia, el primogénito de la Reina pidió un brandy de cereza en un pub local. Según Vanity Fair, un periodista estuvo presente y el incidente desató titulares internacionales.

Lee: 50 estrictas reglas que te harán pensar dos veces si en verdad quieres ser una royal

El Palacio de Buckingham lo negó y luego admitió que el incidente sucedió y según los informes, el príncipe Carlos dijo que las palabras “brandy de cereza” todavía lo hacen estremecerse. En cuanto al pub The Crown Hotel, se convirtió en un icono, y en 2014 su cierre fue reportado por la prensa nacional.

5. Cuando Sarah Ferguson se dejó chupar los dedos del pie

Shutterstock

En 1992, Daily Mirror publicó fotos de la duquesa de York Sarah Ferguson en una situación comprometedora (y muy incómoda) con el millonario tejano John Bryan. La Duquesa se había separado del Príncipe Andrés en esta época, pero esa no era la mayor parte del escándalo; el punto central fue en las imágenes Bryan aparecía chupando el dedo del pie de la Duquesa.

6. Los antecedentes penales de la princesa Anne

Shutterstock

La única hija de la reina, la princesa Anne, se convirtió en la primera realeza de alto rango en terminar con antecedentes penales en 2002. Se declaró culpable de que su perro atacó a dos niños.

Según BBC, Anne tuvo que comparecer ante el tribunal donde fue multada con £ 500, se le ordenó pagar £ 500 en daños, mantener a su perro lejos del público, pagarle un entrenamiento y £ 148 en costos judiciales.

7. El escándalo del tampax

Shutterstock

En 1992, poco tiempo después de que se anunció la separación de la princesa Diana y el príncipe Carlos, se revelaron detalles privados sobre una conversación entre él y Camilla Parker Bowles y ocasionaron un escándalo internacional.  En una de las partes más polémicas de la conversación, Carlos le dice a Camilla que él “quiere ser su tampax”.

8. El escándalo de ‘squidgey’

Getty Images

Otra conversación vergonzosa fue revelada por The Sun en 1992.

El escándalo incorporó llamadas telefónicas privadas entre la princesa Diana y su amigo James Gilby en 1989.  En las llamadas, Gilby hizo referencia en repetidas ocasiones a la Princesa de Gales como ‘squidgey’ (un termino coloquial que en inglés se usa para definir una “vagina humectada”).

Más tarde, Diana confirmó a Martin Bashir, en una entrevista muy famosa de la BBC Panorama, que la conversación ocurrió, pero negó tener un amorío.

“Él (Gilby) es una persona muy afectuosa, pero las implicaciones de esa conversación fueron que tuvimos un amorío pero no es verdad”, confesó.

9. Cuando el príncipe Carlos criticó a una reportero

La familia real y la prensa británica han tenido una relación de amor y odio, pero el desdén de un miembro de la realeza por los medios se hizo particularmente evidente en 2005, cuando escucharon hablar al príncipe Carlos sobre un periodista.

Durante un viaje de esquí en Klosters en los Alpes suizos, la familia se preguntó acerca de la próxima boda del Príncipe Carlos con Camilla Parker-Bowles por el corresponsal real de la BBC, Nicholas Witchell.

“Estas malditas personas”, le dijo a William y Harry en voz baja. “No puedo soportar a este hombre. Quiero decir, es tan horrible, realmente lo es”.

ELLE US