Meghan Markle quiere romper la tradición y que sea su mamá quien la lleve al altar

2020
- Publicidad -

El 2018 ya empezó y eso quiere decir que la boda real de Meghan y Harry está más cerca que nunca.

La ceremonia se llevará acabo el sábado 19 de mayo y tanto Meghan como los demás miembros de la familia real ya están preparando todo para el evento del año. Lo que se sabe hasta ahora es que se llevará acabo en la capilla de St. George’s en el Castillo Windsor.

Publicidad

Sin embargo, los rumores sobre la boda real ya empezaron a circular. Algunos medios aseguran que Meghan y Harry quieren un pastel de plátano para la recepción y el más reciente es que la actriz de Suits no quiere que su papá, Thomas sea quien la lleve al altar.

Meghan quiere que sea su madre, Doria Ragland quien la entregue a su prometido. De acuerdo con E! la actriz lleva una relación muy cercana con su mamá y desde hace un año no ve a su papá, así que tiene todo el sentido que quiera que sea ella quien la lleve hasta Harry.

Chris Jackson/Getty Images

Cuando la pareja dio a conocer su compromiso, los padres de Meghan hicieron publica su felicitación y dijeron que: “Estamos increíblemente felices por Meghan y Harry. Nuestra hija siempre ha sido una persona amable y amorosa. Ver su unión con Harry, que comparte las mismas cualidades, es una fuente de gran alegría para nosotros como padres”. Por el momento solo nos queda esperar a que la royal to-be confirme o niegue el rumor.