Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
  1. Hoy por fin salió a la venta Finding Freedom, el tan esperado libro sobre la salida de la familia real de los duques de Sussex. La biografía no autorizada escrita por Omid Scobie y Carolyn Durand que proporciona una serie de afirmaciones sobre el escrutinio que sufrió Meghan por parte de los medios y cada una de las razones que los llevó a dejar sus obligaciones reales y empezar una vida nueva un poco menos expuesta al ojo público.

    En seguida enlistamos las revelaciones más contundentes que expone Finding Freedom:

  2. La relación dañada de los duques de Sussex y los de Cambridge

    El libro asegura que la relación de los príncipes se deterioro antes de la boda real entre Meghan y Harry en 2018. Los autores también exponen que Meghan y Kate no eran más que conocidas.

    "Aunque Meghan pudo haber entendido la cautela de Kate para entablar una amistad significativa, ni siquiera fueron cercanas cuando ella era un miembro trabajador de alto nivel de la familia real y la esposa del hermano de William. Las flores para su cumpleaños fueron agradables, pero Meghan hubiera preferido que Kate la apoyara durante los momentos más difíciles que vivió con la prensa".

    A pesar de que no eran cercanas, el libro afirma que "no estaban en guerra entre sí", como aseguraron varios medios de comunicación.

    Además, el libro dice que antes de que los Sussex anunciaran oficialmente su salida de la familia real, su relación con los Cambridge había empeorado demasiado y que todo culminó durante el servicio del Día de la Commonwealth en la Abadia de Westminister donde apenas cruzaron palabra.

    ,

  3. Meghan se sintió abrumada por su salida del Reino Unido

    Finding Freedom asegura que unas horas antes de que Meghan se despidiera del equipo con el que había estado trabajando durante su labor como royal lloró del sentimiento de dejarlos.

    “Con la sala de estado casi vacía, excepto por algunas caras conocidas, las lágrimas que la duquesa había estado reteniendo fluían libremente ...'No puedo creer que esto sea todo'”, dijo, abrazando a una de las jóvenes ayudantes con las que había estado teniendo contacto. Aunque Team Sussex era una operación mucho más pequeña que las oficinas más sofisticadas de Clarence House y Kensington Palace, en el corto espacio de un año desde que se establecieron, se habían convertido en una familia”, se lee en el libro.

  4. Meghan tuvo que someterse a un entrenamiento militar

    Después de comprometerse con el príncipe, la duquesa tuvo que tomar un entrenamiento estilo miltar. Además de aprender el protocolo estándar de las personas que se unen a la realeza (capacitación en protocolo, etiqueta y formalidades).

    También tomó un 'curso intenso de seguridad de dos días con el SAS', dicen los autores del libro. Este es un procedimiento estándar para la realeza en el que todos los miembros han tenido que participar, además de la reina, e implica prepararse para todo tipo de escenarios terroríficos, incluidas situaciones de rehenes y ataques.

  5. Por qué no fue a la boda de Patrick J. Adams

    En diciembre, su co protagonista y esposo en Suits contrajo matrimonio con Troian Belllisario, una de las protagonistas de Pretty Little Liars y a pesar de que estuvo invitada, decidió no asistir. La boda se llevó acabo en un bosque en Santa Barbara y se dice que los invitados acamparon en tiendas de campaña durante el fin de semana.

    "Al final decidió que no sería una buena idea que asistiera", escribieron Scobie y Durand sobre su decisión. “Los paparazzi sobrevolando la ceremonia en helicópteros para tomarle fotos habrían arruinado el día para todos”.

    Sin embargo, Patrick y su esposa sí asistieron a la boda real de Meghan y Harry.

    Getty Images

  6. Cómo se sintió Meghan sobre el broche de la princesa Michael de Kent

    Poco tiempo después de que la pareja anunciara su compromiso, la reina invitó a Meghan a unirse al almuerzo anual de Navidad de la familia real con el resto de los integrantes. Ese día, la duquesa de Sussex pasó por un momento bastante incómodo. Los príncipes Michael de Kent llegaron con un broche de Blackamoor que resultó ofensivo y racialmente insensible. Para quienes no saben, blackamoor es un estilo de arte europeo que representa figuras muy estilizadas, generalmente de hombres africanos.

    El hecho de que esto coincidiera con la inclusión del primer miembro birracial resulto de mal gusto.

    Según el libro, Meghan se preguntó 'si había un mensaje en el alfiler del torso de un hombre africano con un turbante dorado y ropa adornada'. El libro señala que el acto fue “insensible” hacia la identidad y raíces afroamericanas.

    Desde que Harry comenzó a salir con Meghan su relación fue criticada por el hecho de que ella es birracial.

  7. La revelación del nombre del perro de Meghan y Harry

    Poco tiempo después de haber contraído matrimonio, Meghan y Harry adoptaron un labrador negro y surgieron muchos rumores respecto al nombre del perrito.

    Durante una visita oficial, Meghan lo comentó: 'Ellos [los periódicos] siguen entendiendo mal su nombre'.

    De acuerdo con Findig Freedom, el misterio ya se resolvió, ya que el nombre del perro es Pula. El nombre es muy importante para la pareja ya que es la moneda oficial de Bostwana, lugar que la pareja visitó en su tercera cita. Según People, Pula también significa "lluvia" en setswana y, como la lluvia es rara en Botswana, se considera una bendición.

  8. El Palacio le aconsejó a Meghan no usar un collar con una "H"

    De acuerdo con el libro, se lo aconsejaron para no atraer más atención por parte de los fotógrafos. Meghan no hizo caso y en efecto, la noticia llegó a los medios. De hecho, la duquesa confesó hace poco que se refiere a su esposo como “H”.

    Los autores afirman que el Palacio de Kensington llamó a Meghan para darle su opinión respecto al collar, ella los escuchó y después se sintió frustrada. “Después de colgar se sintió frustrada y emocionada. Si bien sabía que el comentario tenía la mejor intención, no estuvo de acuerdo con que un asistente de la realeza le dijera qué tipo de joyería usar.

    De acuerdo con el libro, Meghan le marcó a una amiga para contarle que “no podía ganar”y que “maldita sea si lo hacía y maldita sea si no lo hacía”.

    Meghan terminó usando el collar y al día siguiente varios medios de comunicación dijeron que se veía “miserable”. Sin embargo, desde ese momento, la duquesa de Sussex ha usado en diferentes ocasiones un collar con una “H” y una “A” en honor a su hijo, Archie.

  9. Especulación sobre su fecha real de compromiso

    El libro Finding Freedom afirma que Meghan y Harry se comprometieron significativamente antes de su anuncio “oficial” en noviembre de 2017. Los autores sugieren que estaban comprometidos cuando hicieron su primera aparición publica juntos en los Juegos Invictus en Toronto en septiembre.

    A pocos días del anuncio de su compromiso, en una entrevista ambos dijeron que se habían comprometieron "hace algunas semanas" en una cabaña del Palaciode Kensington mientras cocinaban pollo.

    Meghan y Harry
    -

  10. La cuenta de Instagram secreta de Harry

    Scobie y Durand afirman que poco después de que Meghan y Harry tuvieran su primera cita, el actor de Suits comenzó a seguir una cuenta de Instagram llamada '@SpikeyMau5'.

    La cuenta estaba manejada por Harry y fue nombrada en honor al amor de Harry por la música house, en honor a DJ Deadmau5, según el libro. La parte de la 'Spikey', se refiere a un apodo que algunos oficiales de protección tenían para el príncipe y un alias de Facebook por el que también solía usar.

  11. William le dijo a Harry que iba muy rápido con Meghan

    De acuerdo con el libro, Harry se sintió ofendido por William cuando le aconsejó que fuera más lento con Meghan.

    "No sientas que tienes que apresurarte", le dijo William a Harry, según las fuentes. "Tómate todo el tiempo que necesites para conocer a esta chica".

    En esas dos últimas palabras, 'esta chica', Harry escuchó un tono de snob por parte de su hermano. Durante su carrera de 10 años en el ejército, fuera de la burbuja real, había aprendido a no hacer juicios bruscos sobre las personas en función de su acento, educación, etnia, clase o profesión.

    Según el libro, el duque de Cambridge estaba complacido de que su hermano pareciera feliz con su nuevo amor, pero estaba pendiente de Harry, quien supuestamente puede tomar las cosas demasiado personalmente y puede ser sensible en comparación con William.

    El libro asegura que otro persona dentro del Palacio hizo juicios a Meghan, lo que solo aumentó la actitud protectora de Harry hacia su futura esposa.

  12. Harry siempre estuvo pendiente de lo que los medios decían de ellos

    Supuestamente, Harry siempre leyó lo que los medios escribían sobre él y Meghan. Desde el inicio, la pareja fue objeto de muchas historias hirientes, pero en lugar de ignorarlas, Harry siempre estuvo al pendiente.

    Esta no es la primera vez que se le atribuye esto al príncipe Harry. En 2017, el ex editor real de The Sun Duncan Larcombe le dijo a Cosmopolitan UK: “Siempre me sorprendió cuán religiosamente lee las cosas que se escriben sobre él. Creo que el príncipe Carlos no ha leído un periódico en años, pero Harry, y hasta cierto punto William, casi leen todo lo que está escrito. Es una señal de que probablemente en el fondo está preocupado por lo que la gente piensa de él'".

  13. Historias falsas sobre su boda real

    Tras su boda circularon muchas historias y el libro las desmintió. Asegura que es falso que Meghan hizo que Kate llorara en una prueba de vestido de damas de honor. Sobre lo que sucedió en la prueba, una fuente dijo: “Algunos de los niños no cooperaron y estaban sucediendo muchas cosas. Todos intentaron ayudar donde pudieron, pero nunca es fácil con los niños en las pruebas. No hubo lágrimas de nadie. Y al final, el ajuste estuvo bien. Kate y Meghan estaban un poco estresadas pero eran profesionales en la sala, y había otras personas allí '. El libro dice que confirmaron con 'varios ayudantes' del palacio que la historia era falsa.

    Otra de las historias falsas según el libro fue que Meghan ordenó que los difusores Diptyque se colocaran alrededor de la Capilla de St. George para el día de su boda, tampoco fue todo lo que parece. El libro dice que los planes fueron firmados por todas las partes y eran similares a las velas perfumadas que Kate solicitó para su boda en la Abadía de Westminster en 2011.

    Tampoco es verdad que Meghan y la reina tuvieron un conflicto por la tiara usó. El libro afirma que en realidad, el desacuerdo fue entre el príncipe Harry y el stylist de la reina sobre el tiempo que estaba tomando una prueba de peinado. Al final, siguió adelante sin ningún problema por parte de la reina. Meghan y Harry siempre se sintieron muy agradecidos por el préstamo de la corona.

  14. Meghan 'entregó su vida entera' por la familia real

    Después de unos meses tensos, Meghan supuestamente le dijo entre lágrimas a un amigo en marzo: “Entregué toda mi vida por esta familia. Estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario. Pero aquí estamos. Es muy triste”.

  15. Los Sussex se molestaron por todo lo que los medios comunicaron cuando se separaron de la familia.

    Gran parte del malestar de Harry y Meghan se debió a que no se sintieron apoyados por todas las secciones de la operación real, afirma el libro, con enojo por las filtraciones a la prensa y la burocracia, lo que significó que algunos de sus planes se vieran afectados.

    Los Sussex también se molestaron porque el Palacio no se encargó de negar todas la historias falsas.

  16. Su tercera cita en Bostwana

    La tercera cita de Meghan y Harry fue en Bostwana. Desde hace tiempo se dio a conocer que la nación africana ocupa un lugar especial en el corazón de la pareja: el anillo de compromiso de Meghan contiene una piedra procedente del país.

Tags

Meghan Markle Príncipe Harry
Publicidad