Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

30 pensamientos que pasaron por mi cabeza cuando me puse fillers por primera vez

Me decidí a ponerme fillers y esto fue TODO lo que pensé, antes, durante y días después del proceso.
mié 16 junio 2021 05:49 PM

Creo que en este punto y gracias a las celebridades - hola, Kylie Jenner - todxs sabemos qué son los fillers faciales o rellenos de ácido hialurónico (si entraste a esta nota, seguro sabes). Esta vez, en lugar de hablar desde el punto de vista experto de lo que son, cómo funcionan, etc., (eso ya lo explicamos aquí ), quiero contarte mi experiencia muy personal con ellos.

Recuerdo que cuando los fillers se pusieron de moda hace ya unos años fueron un escándalo. Si te ponías no lo decías porque te iban a tachar de plástica. Hoy, son lo más normal del mundo y ¡qué bueno! Todas tenemos derecho a hacernos un arreglito que nos ayude a corregir algo que nos incomoda o no nos gusta.

Publicidad

¿Recuerdan por ahí de los dosmiles cuando las Bratz se pusieron de moda? ¿Con labios súper definidos y carnosos? Bueno, yo era la niña que moría por unos “pouting lips así para poder ser cool, pero mi genética me dio lo contrario.

Luego, llegó Instagram, las Kardashian y sus labios perfectos y yo seguía sin nada, pero mi miedo a las agujas me alejaba de cualquier tratamiento estético. Así fue hasta hace poco que agarré valor y dije: ¡ahora es cuando! Saqué cita y aquí es donde empieza la verdadera historia y todo lo que pasó por mi mente antes, durante y después de ponerme fillers.

Publicidad

Antes

1. Ok, es momento, ¡ya quiero ir a mi cita para fillers!
2. ¿Cómo los voy a pedir? ¿Qué forma quiero?
3. ¿Qué tan grandes van a quedar?
4. ¡Ay no! ¿Y si quedo como Kylie Jenner?
5. No, no, no, ya me estoy arrepintiendo
6. No, ya estaba decidida, así que sí me los pongo
7. ¡Gaby (mi mejor amiga), acompáñame!

Publicidad

Durante

8. Ya estoy aquí, ya no hay vuelta atrás
9. Doctora, quiero que se vean naturales, ¡nada de Kardashian!
10. Pero, ¿y si algo sale mal?
11. Tengo miedo
12. Ahí va el primer pinchazo…
13. ¡¡¡¡OOOOOUUUUUUCHHHHHHHH!!!!
14. Duele más de lo que pensé (sí, si me dolió mucho)
Muchos pinchazos después...
15. NUNCA MÁS VUELVO A PONERME FILLERS

Publicidad

Después

17. *susto* ¡¿QUÉ ME PASOOOO?!
18. Parece que me abofetearon
19. No puedo ni hablar
20. ¡¿Por qué me hice esto?! ¡Estoy deforme!
21. Cada vez se hinchan más, ayuda *llora*
22. Exageré, ni siquiera se ven tan hinchados
23. Ahora que lo pienso, no se ven taaan mal
24. Creo que sí me gustan, creeeo
25. Ok, si me gustan
26. Mmm, ¿cuándo es mi retoque?
27. Ya se ven igual que antes, ¡quiero más!
28. Doctora, póngame todo lo que quedó de la jeringa
29. Ahí viene otra vez el pinchazo...
30. Ay no, ya me acordé por qué dije que no volvía a ponerme fillers

No voy a mentir, una vez que la hinchazón bajó y dejé de verme deforme, me encantó cómo se veían mis labios. ¿Me volvería a poner fillers? Tal vez sí, tal vez no. Aunque amé el resultado, no estoy segura de querer pasar otros 40 minutos tan dolorosos y eternos como esos. Eso sí, no me quedé con las ganas de probarlos. Como siempre digo, si te late, date y decide por ti misma si los rellenos son para ti.

Además, pensándolo bien, creo que me gusto sin labios *guiño*.

Publicidad