Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reinas de la noche: el drag en México

“Durante años he dicho que naces desnude y el resto es drag” – RuPaul
mar 08 junio 2021 10:11 AM

Con su seguridad, ellas imponen. se deslizan en tacones con una facilidad que da envidia. su maquillaje es impecable y sus looks están llenos de brillo y fantasía. Son el alter ego que todes quisiéramos sacar, pero pocos se atreven. Ellas son magia pura y alegría.

Publicidad

AMELIA WALDORF


@ameliawaldorf

Cuando salí de la prepa

no sabía qué quería hacer con mi vida...

No quería ir a la universidad, nunca fui buena en la escuela la verdad. Mi mamá me dijo: si no estudias tienes que trabajar, y conseguí trabajo en el cine, pensé- seguro está cool y fácil- pero fue una pesadilla, el peor trabajo del mundo; lo bueno es que con lo que ganaba pude comprarme mi maquillaje, porque eso sí, siempre me había llamado mucho la atención. Empecé maquillándome en las noches cuando no había nadie en mi casa porque me daba miedo que me cacharan, y la verdad, eran los únicos momentos en los que realmente disfrutaba hacer algo, era mi momento feliz. Pasó como un mes y cada vez que casi me atrapaban era una angustia horrible, y yo dije, -güey ya no quiero tener que estar así porque es algo que me gusta mucho-, entonces decidí contarle a mi familia, y mi hermano dijo “ay ya sabía, desde que veías RuPaul’s Drag Race me lo sospechaba” (se ríe), todos en mi casa sabían que veía Drag Race pero a nadie le gustaba. Mi mamá decía “¡Ay no, se ven muy feos!” y eso me daba un poco de miedo pero dije ya, es momento, les voy a decir. Lo tomaron súper bien todos.

Nunca había ido a un antro antes

Mi primera vez en un antro fui a ver un show que se llama “La Carrera Drag” aquí en CDMX y de hecho fui con mi mamá, y como nunca había ido a un antro me dijo: No no vas a salir tu sola”, entonces me acompañó, fuimos a ver el show y de ahí empecé a hacer drag todos los jueves. Conocimos a más drag queens, me empecé a hacer amiga de ellas y mi mamá también las conoció, le daba confianza cuando le decía que salía con ellas. Y esto que se empezó a hacer un hábito, eventualmente se volvió un problema porque me preguntaron, -ok, ya haces drag, pero ¿qué vas a hacer con tu vida?- Porque no ganaba nada con esto, pensaban que solo me iba de fiesta, pero yo en mi interior, sabía que sí iba a ganar algo con esto. Sabía que si seguía saliendo, eventualmente me iban a reconocer y en algún punto me iban a contratar en alguna fiesta o algo así y eventualmente pasó. Cuando empecé a trabajar, me pagaban $300 pesos la noche y era de 21:00 hrs a 4:00 hrs. de la mañana y odiaba el lugar porque estaba bien feo. Iba viernes y sábado, pero de $300 a que lo hagas por nada de paga, estuvo bien. Después empecé a trabajar en un antro que estaba cerca de La Alameda, trabajé ahí como 4 meses y aprendí muchas cosas. Me salí de ahí y me metí a un concurso en un antro que se llamaba “Baby” y quedé en segundo lugar, entonces me contrataron de planta.

Me invitaron a

“La Más Draga”

y ahí cambió totalmente mi vida.

Ya que pasas por ahí, te empiezan a tomar en serio, puedes cobrar más decente y puedes trabajar en otros estados, viajar por México... Empecé a trabajar en Rico Club, que es donde estoy de residencia de miércoles a domingo, ya vivía en drag, solo descansaba lunes y martes, era una chinga ¡pero era increíble! y era lo que quería lograr. Mucho de eso fue gracias a “La Más Draga”. Desde la primera temporada, creo que fue cuando México empezó a tomarnos en cuenta. Antes siempre nos veían como menos, que las chicas drag no eramos mucho... fue nuestra oportunidad, el público empezó a voltear a vernos, y si le va bien a “La Más Draga”, nos va bien a nosotras. Teniendo esa aspiración, ya tienes un propósito. Si tú vas empezando puedes tener esa meta a corto plazo. El concurso fue un parteaguas en mi vida, después quién sabe, a lo mejor ¡Drag Race!.

El proceso del drag

Maquillándome me tardo dos horas y una hora vistiéndome y poniéndome la peluca. Al principio me tardaba casi cuatro horas nada más maquillándome pero lo he hecho ya tantas veces que va disminuyendo el tiempo. Desmaquillarme es rapidísimo, solo uso una esponjita que te embarras en toda la cara, se hace una sopa y me tardo dos minutos en todo la limpieza, después me paso una toallita, me lavo la cara con un cleanser y me pongo humectante. Esa es toda mi rutina de skincare. Para mis outfits trabajo con varios diseñadores, dependiendo de lo que quiera. A veces nos critican mucho, dicen que las drag queens ya no hacemos nada, que todo lo mandamos a hacer; pero hay muchos talentos que no todas forzosamente tenemos que tener, mis talentos son el maquillaje, y el buen gusto, porque puedes mandar a hacer cosas pero no verte bien.

Drag Queens ELLE México
Amelia Waldorf

 

GVAJARDO


@gvajardo

Gvajardo ya hizo todo.


Para mí sigue más y mejor de lo mismo, ahorita estoy incursionando en mi nueva faceta, soy la conductriz de México. Estoy haciendo muchos proyectos, estoy por estrenar dos programas próximamente, estoy haciendo música nueva que justamente sale en este mes del Pride, videos musicales nuevos, de todo un poco. De repente como que ya dije -es momento, ya fueron suficientes concursos-. Me gustó esa etapa, me divierten el antes y el después de los concursos, el durante es muy estresante, pero es muy gratificante hacer las cosas. Ya que lo sufriste está padre, mi cosa favorita de concursar en los reality shows es que siempre digo: “Piénsalo, realmente todo lo que estás haciendo, es ir a un lugar para que te graben en 4k jajaja”...pero me encanta, siempre que me inviten lo voy a hacer. Hacer drag me da la oportunidad de compartir un poco de mi forma de ver el mundo a través de mis cosas favoritas, el maquillaje, la ropa y todos los elementos que conlleva este arte. Yo siempre he creído que siempre soy Gvajardo esté o no en drag, hago diferentes cosas, hablo diferente, me muevo diferente, empecé a ser DJ out of drag y ahora ya lo hago en drag. Diario trato de encontrar la forma de hacerme sentir orgullosx, ya sea por mi trabajo, por mis hábitos o actitudes, como ahora por ejemplo , imponiendo muchísima moda en ELLE, obvio.

Y los pronombres, ¿son importantes?

Muy, a estas alturas y después de tanto tratar de educarnos y educar con el ejemplo, usar los pronombres correctos es uno de los símbolos de respeto más básicos en la actualidad.

Mi makeup style...

En hacer makeup me tardo 40 minutos. Tengo una rutina que sigo, por ejemplo, todo lo que es complexión lo hago con los ojos cerrados, a veces cambio productos, pero realmente son los mismos pasos, a veces juego con cositas, cuando tengo tiempo. En los ojos por ahora traigo de moda esta ilusión de foxy eyes y ya, no me hago nada más, y como me relaja hacer mucho hacer complexión, me tomo mi tiempo en eso, ya lo demás lo hago rapidísimo. Pero me gusta cuando tengo tiempo, no cuando ya tengo que estar lista. Creo que hay poca gente que me interesa que me maquille, no me gusta mucho que me lo hagan, soy muy peculiar con mi técnica, hay cosas que hago que la mayoría de los makeup artists o drag queens no hacen y es lo que hace mi cara diferente. Por ejemplo, toda mi luz es completamente blanca, y si yo no lo hago, me veo desbalanceada. Yo me salto muchos pasos, aprendí a hacer mi contour y bronzer con el mismo producto, uso bases muy ligeras y polvos muy pesados, cosas chiquitas que hacen la diferencia. Para desmaquillarme uso un bálsamo para de Good Molecules que es buenísimo, y luego aplico un hidratante de Glossier. Casi siempre uso el ácido hialurónico de The Ordinary, y ya; me lavo lavo la cara como dos, tres veces y me pongo todo. Pienso que la belleza está dentro de nosotros y es todo eso que nos hace sentir afinidad. Existe en todos los tamaños, colores y formas.

Drag Queens ELLE México
Gvajardo

 

MARGARET Y YA


@margaretyya

Inicié en el drag cuando encontré una peluca de halloween...

Era de mi hermana; rubia, chafísima, pero me la puse y me sentí toda una fantasía, entonces empecé a hacer el personaje de Margaret en mi canal de YouTube y de ahí lo fuí llevando a la “noche nocturna”. Después entré a un concurso que se llama “La Carrera Drag” aquí en la Ciudad de México. Yo participé en la tercera temporada y gané. De ahí poco a poco me fui relacionando con más personas, fui saliendo y me llevó a convertirme en este monstruo que soy ahora; llevo 6 años haciéndolo, empecé en 2015. Estuve en la primera temporada de “La Más Draga”, y si sale la oportunidad de estar en Drag Race México sería increíble.

Trabajo en donde me llamen...

Regularmente salgo a bares alrededor de la República y normalmente estoy en bares aquí en la Ciudad de México pero trato siempre de estar en todas partes y hacer contenido digital. Siempre tuve mucho apoyo, con mi familia nunca hubo problema, es súper abierta. Mi papá es gay, está casado, siempre nací con estándares liberales, mi mamá es súper feminista, tuve mucha suerte.

Regularmente me tardo como una hora en hacer mi makeup

La verdad es que no me encanta maquillarme, es lo que menos me gusta del drag, entonces trato de hacerlo lo más rápido posible. Lo que me gusta es ya la fantasía completa, pero el proceso de tener que hacerlo ¡meh!... sí me gusta el maquillaje, pero ya hacerlo yo es pesado. Me desmaquillo con las toallitas de Neutrógena y luego me limpió la cara con un cleanser de Ceravé. Estoy completamente rapado y así es más fácil el proceso de ponerte las pelucas.

Drag Queens ELLE México
Margaret y Ya

 

PAPER CUT


@soypapercut

Empecé hace tres años y empecé por inspiración de la que es actualmente mi madre drag

Mi mentora, mi inspiración: Pixie Pixie (@pixie.pixie_). Gracias a ella, que la vi toda locochona, dije -¡yo quiero ser como ella!-. Empecé a hacerlo y sin querer lo que empezó como un pasatiempo, se convirtió en una pasión y ahora es un trabajo que disfruto muchísimo. Le estoy muy agradecido a Pixie Pixie por atreverse a hacer esas cosas tan locas, porque gracias a eso, yo estoy aquí. En mis inicios en el drag, como no tenía recursos (sigo sin tenerlos pero hago mi lucha) dije ¿qué hago? y pues siempre he sido una persona de manualidades y muy creativa, así que mi primer drag lo empecé a con hojas blancas y maquillaje robado de mi mamá; pero la neta lo tuve que dejar porque necesitaba vestuarios que me duraran más de una puesta. Eran estructuras de papel muy elaboradas. Ahora ya uso telas, pero queda mi esencia, de hacer todo con mis manos, que soy muy artesanal con mi drag y me encanta ver ese procesos de dos semanas antes, hasta el día culminante que ya es la presentación. La esencia de Paper Cut es “Yo lo hago”.

Me tardo dos horas en maquillarme, y ha sido un proceso de reinventarme.

Empecé con un género llamado club kids, que es una cosa muy extraña, muy trashy... fui probando muchos estilos, y poco a poco, entre prueba y error, empecé a ver qué me gusta cómo se ve en mi cara y qué no, y poco a poco con la experiencia que había adquirido, empecé a ser Paper Cut. Ahorita soy esto, pero en un año o más, será una cosa diferente. El chiste es evolucionar cada vez. Ya he probado con pelucas pero siento que no van con mi personaje, y eso es lo más padre del drag, que no hay reglas. Prefiero tardarme cuatro días haciendo mi tocado, que peinando una peluca.

Con mi familia no hubo problema.

Lo tomaron muy bien. Mi mamá lo asumió como lo que hago, que es un disfraz, y me pregunta siempre, ¿De qué te vas a disfrazar ahora? (se rie). Soy muy creativo, desde muy pequeño siempre era el que estaba en los bailables, haciendo show, me apoyan totalmente y tengo la fortuna de que casi toda mi familia ha ido a verme darlo todo en un escenario.

A donde me digan: Paper te queremos, yo voy.

Por el momento estoy en proceso de saber si soy seleccionado para “La Más Draga 4”. Ahorita he trabajado mucho. En abril de este año ha sido el mes que más he tenido trabajo en toda mi carrera drag. He hecho shows en muchos estados y he estado conociendo a mis papelitos (mis fans), que están por todos lados y les agradezco muchísimo su apoyo. Y si se me presenta la oportunidad de ser residente en algún lugar, lo agradecería mucho pero aún así es muy lindo ser un ave libre y estar viajando.

Drag Queens ELLE México
Paper Cut

GEORGIE BOY


@itsgeorgieboy

La primera vez que me dragueé fue hace 5 años.

Pero con la estética que tengo ahora, llevo como 5 meses. Tengo canciones, Georgiana empezó cuando fue mi primer Pride con mi canal. Llevo como 5 años creando contenido, y quería hacer algo diferente, que la gente se quedara medio fría y porque cuando empecé, la verdad era más heteronormado, y tenía todas estas cosas con las que me educaron, entonces dije -voy a hacer drag-, nadie se lo espera y lo voy a hacer con una canción. Y un año después saqué otra canción y así estuve, pero solo hacía drag cuando sacaba una canción, y pensé que debía explotar el personaje un poquito más. Me empezó a gustar mucho y ahorita estoy feliz porque soy la única seleccionada confirmada para “La Más Draga 4”. La primera vez que salí en drag a un antro ¡fue 3 días antes de que lo anunciaran!. Soy capricornio, el primer paso es el importante jajaja. Ahorita ando de gira porque ya empezó todo el show. Me tengo que poner a trabajar en los vestuarios y demás. Estoy muy emocionada y agradecida porque el público votó por mí.

Cero estereotipos

Yo soy no binario entonces todos estos estereotipos de género no los creo mucho. Desde siempre me ha encantado maquillarme, y de hecho el drag me ayudó mucho descubrir que me gustaba tanto hacerlo. Empecé, lo hago bien, a la gente le gusta lo que hago, me encanta y me divierte. Soy muy whimsical (fantasioso), trato de que sea muy divertido. Mis papás son súper conservadores, son del Opus Dei y pusieron el grito en el cielo, pero ahora están felices y orgullosos de mí. He sufrido mucha discriminación, soy experta, hasta cierto punto está bien que me toque a mí que tengo una plataforma en la cual puedo hablar de estos temas y tienen un poco más de resonancia, hay mucha gente de mis seguidores que me cuentan que eso les pasa y no pasa nada, nadie les hace caso porque no son conocidos.

Para hacer Georgiana, mis referencias son muy 60s, y 90s.

Me gusta todo este rollo de caricatura, las heroínas noventeras como Cher Horowitz de Clueless. Me fascinan todas estas chavas millennials rockstars como Sharpay Evans, las chicas que nos sacaban del closet haz de cuenta jajaja; las Bratz, las amo, ellas son una gran inspiración.

Para hacerme el makeup me tardo como hora y media...

Pero sí soy muy rápida, ya me aprendí mi cara, entonces ya sé exacto cual es el orden de hacerme todo. Uso una toallita desmaquillante, -yo les digo mis trapitos mágicos- y Bioderma Sensibio H2O. Me lavo la cara, me hago los doce pasos de la rutina coreana, y es que lo que uso para fijar mi maquillaje es bien fuerte, es un spray (GLUED de GOT2BE) tipo pegamento, pero con esto no se me mueve nada en toda la noche, es para peinar la peluca, puede llover y mi maquillaje está intacto, me puedo meter a bañar y mi maquillaje no se va.

Drag Queens ELLE México
Georgie Boy

DESEOS FAB


@deseosfab

Empecé hace 5 años y la verdad es que no me esperé ser lo que ahora soy.

Yo la verdad es que nunca me vi en una oficina, desde que era chiquito siempre soñé con tener un programa de televisión, ser artita; yo nunca fui bueno en la escuela, y decía ¿Qué voy a hacer con mi vida? Conocí el mundo del drag por Drag Race, lo empecé a ver cuando tenía 17 años y dije: ¡Wow yo quiero! Trabajaba en una panadería porque me pusieron a chambear, y eso me sirvió para comprar mis primeras pelucas. Después ya fui más atrevida y me compré mi maquillaje y un glittersito, a escondidas de mi mamá le agarraba maquillaje a mi hermana. Me veía bien feota pero a la vez dije wooow qué belleza...pero fue la vez que más cómodo me sentí conmigo mismo, y pensé, si así me siento bien quiero sentirme así ya siempre. Empecé a practicar más, a hacer tutoriales de internet y a mejorar mi técnica. Y no me atrevía a salir, me daba mucho miedo. En mi casa no sabían, me maquillaba en las noches y me tomaba fotos, ni tenía pelucas, tenía unos pelos ahí bien feos, pero cuando me compré mi primer peluca fue un sueño, y dije ¡ya! tengo que salir a posar esta gran peluca; y salí a escondidas, me tuve que maquillar en el metro, me sentía como una señora de esas que se maquillan para irse a trabajar, lo logré y ya traía todo, vestido abajo y todo.

La primera vez que salí en drag fue a ver un show a Teatro Garibaldi.

Ya había visto drags que bailaban y animaban en antros , y me encantaba esa fantasía y dije "qué maravilla quiero vivir de esto", y pues me empecé a adentrar en el mundo del drag, a salir cada fin de semana y a practicar, practiqué muchísimo, y ahora ya vivo del drag, es muy bonito. Me presento en Rico Club, es mi empresa. Fue una decisión fuerte, yo de lo que más tenía miedo es de que mi mamá se decepcionara de mí, nunca le dije que era gay pero sí travesti jajajajaja, a mi familia le parece padre que haga esto.

Hacer mi maquillaje me lleva como una hora y treinta minutos

Para desmaquillarme yo la verdad es que solo uso toallitas de bebé y me lavo bien la cara con jabón neutro para que no me queden rastros de maquillaje, de repente me pongo una mascarilla, pero la verdad es que no me cuido tanto la piel. En cuanto al vestuario, veo los trabajos de varios diseñadores en Instagram, también luego hay amigos que cosen y nos ayudan.

Drag Queens ELLE México
Deseos Fab

SORO NASTY


@soronasty

Lo que me motivó a hacer drag creo que fue la moda.

Desde chico me llamó muchísimo la atención, jugaba con mis Barbies a vestirlas, me encantaba crear este look de princesa en mis muñecas. Mi mamá siempre me apoyó y de ahí decidí estudiar diseño de modas. Me di cuenta que quería que todo eso que hacía en mis bocetos y en mis muñecas quería aplicarlo en mí; entonces empecé a jugar a escondidas, vistiéndome y pues jugando con esta onda de mezclar mucho lo femenino con mi masculinidad, romper con todos esos tabúes. La neta se me hacía algo súper divertido. Después empecé a entrar a competencias y de ahí me volví loca por el drag y se volvió una pasión muy fuerte para mí. Llevo ya tres años y medio haciéndolo y se vienen más, estoy acompañado de mi mejor amigo y estoy disfrutándolo muchísimo.

Mi drag está inspirado en las modelos de los 90’s de los 80’s.

Todo va sobre esta silueta de una mujer alargada, con cinturita, pero de cadera grande. Me inspira mucho el arte por eso me gusta jugar mucho con colores en mi piel, con diferentes texturas, no solamente me baso en una mujer sino que también de repente me siento la mujer alienígena más sexy de Marte, juego mucho con esta onda.

La neta no sabía maquillar ni pensaba que sabía maquillar.

Lo había intentado, mi familia es de estilistas y me decían -es que lo tienes, nada más tienes que explotarlo-. Entonces empecé a practicar solo, viendo tutoriales, y la neta es que se convirtió en algo que me gusta muchísimo. Tardo como 3 horas transformándome porque soy un chico que tiene mucha barba y uniceja, entonces tapar todo eso y cubrir los tonos verdes que normalmente tiene mi rostro por el vello corporal es complicado. Pero al final me gusta mucho ver la transformación total, cómo cambia el ángulo de mis ojos, de mi cara, ceja y labios más prominentes... Es un cambio radical. Mucha gente puede decir “Ay, es que eres lindo de chico y es más fácil para ti”, pero yo creo que es todo lo contrario o sea el tener facciones lindas no me da un plus sino es pulir más, lograr la transformación que de eso va el drag. He aprendido a hacerlo como un ritual y a disfrutarlo mucho.

Cuando me enteré que había competencias en México me volví la loca de las competencias.

Iba pistola en mano persiguiendo la corona hasta que gané el “Monterrey Drag Project”. Después gané una competencia que me dio pase directo a “La Más Draga”, que es la plataforma más importante en México en cuanto al drag. Ahí tuve un papel relevante y me convertí en una de las dragas con más trabajo, me fue súper bien en YouTube también, he trabajado muchísimo. Ahorita estoy muy calmado, me encantaría estar en un all-star de “La Más Draga” y obviamente en “RuPaul’s Drag Race” que es una franquicia mundial, me encantaría competir y ganar esa corona. Estoy súper contenta de que ELLE nos dé el espacio para difundir nuestro arte, que más lugares estén apostando por difundirlo, que ya no solo estemos en bares sino en teatros, televisión, cine, ahora estamos en series, ¡Va a salir American Horror Story con drags!, estamos en revistas y portadas y estoy muy agradecida con toda la gente que nos sigue y que compra nuestra mercancía, que nos ve y compra un boleto por ir a vernos, gracias a todo el mundo por apoyarnos.

Drag Queens ELLE México
Soro Nasty

MISS VELVETINE


@missvelvetine

Desde chiquilla se me veían los holanes en las calcetas.

Mi mamá sabía que iba a ser muy “artístico”, o sea código para decir homosexual jajaja. Siempre me apoyaron, nunca hubo esa dificultad, si me gustaban las muñecas mi papá me compraba muñecas. Vengo de una familia muy artística; mis tíos cantan ópera, mi papá era DJ, mi mamá era maestra y le gustaba todo lo que tuviera que ver con manualidades. Salir del clóset fue tan fácil como decir “Hola, soy gay”, y ya, me apoyaban desde siempre. Empecé a hacer teatro musical donde todo era muy dramático, siempre estuve muy cerca de esto sin saberlo pero sí era un poco heteronormada: que si el Bacardí, que si la camisita, el rosario y fue un proceso de irme deconstruyendo y ver que las cosas y las amistades que importan son las que iban a quedarse. Así encontré mi tribu, que junto con mi familia, son parte importante del éxito que tengo y pueda llegar a tener. Mi mamá siempre me apoya y le encanta porque dicen que se parece a mí en draga, somos gemelas (ríe). Mi papá nunca va a los shows pero ve mis videos y escucha mis canciones en su equipo de Dj y es muy bonito sentir ese apoyo. Fui afortunada de tener ese apoyo, y siento que no es normal, muchos no lo tienen, lo aprecio, siento mucha responsabilidad de usar ese apoyo de la manera correcta. Apoyen al circo, a los payasos y vayan a ver shows drags les van a cambiar la vida y la heteronoma.

Empecé yendo a shows drag en Monterrey, yo soy chica RuPaul.

Conocí el drag por “RuPaul’s Drag Race”. Después me enteré que había drag regio, me daba morbo, y cuando empecé a ir a los shows en Monterrey, me sentí como Alicia en el país de las maravillas entrando a la madriguera del conejo. Todo era increíble y nuevo para mí, lenguaje, personajes... las dragas somos unas rockstars por la noche, la gente se desvive por ellas y dije yo quiero eso. Empezó como un reto personal, porque en Monterrey la que tiene corona es la mas fregona, y yo quería corona. Me metí en un concurso y como buena capricornia lo que me propongo lo obtengo, y gané, fui muy disciplinada, yo misma me creé una imagen muy fría y distanciada de los demás al principio y me gustaba ser ese personaje misterioso. Para la siguiente temporada del concurso me pidieron una canción y saqué La gran majestad, la subimos a Spotify, tenía 180,000 reproducciones y el video también tenía muchísimas, escucharme fue un sueño guajiro. Pensé, aquí hay algo, la gente quiere escuchar música de queer para queers y el resto es historia. Mi género es el “dragteño”, empezamos con cumbia, todo lo baso en Selena, “Fokiu” fué mi “Carcacha” y ahorita voy a estrenar “Le hace falta un beso” que es mi “Como la flor”...

Realities y competencias

Audicioné para “La Más Draga 2” y fue un parteaguas en mi vida. Me fuí muy confiada a audicionar, pequé de segura y no dí lo que tenía que dar, fue un gran aprendizaje porque no debes subestimar ni creerte más que nadie. Fué un balde agua fría. Cuando vas a una competencia se demuestra lo que se ve ahí, no lo que hiciste antes...Entonces me dió un ego boost y empecé a prepararme más, a crear más looks y conocí a Soro Nasty. Empezamos a hacer YouTube como amigas dicharacheras y a la gente le gustó, se creó una cultura de fragmentar la moda, el lenguaje que es un nuevo idioma, inventamos palabras, eso me ha abierto muchas puertas y de eso estoy muy agradecida con Soro, de haberme abierto ese espacio en su canal, siempre juntas nunca injuntas. Ahorita no me interesa entrar a una competencia porque estoy más enfocada en crear música. Pero acaban de anunciar un reality show de canto de RuPaul y vamos a ver si mandamos y a ver que pasa.

Quien siempre me ha inspirado y me va a seguir inspirando son mi mamá y mis tías.

Las mujeres de mi familia. Mi abuelita Lupe era una norteña de pelo negro, piel blanca y de ojos casi lila, siempre la veía arreglada, hasta el último día que respiró, antes de ir al hospital dijo “Stop a las llamadas, tengo quiero ir al salón”, siempre andaba en peinado de salón, y siempre nos inculcó a andar con aretes, tocado, tacones...mis tías fueron educadas hasta para hacer la limpeiza arregladas, eran otras épocas, las enseñó hasta a barrer entaconadas. Tengo una fijación con el pelo de mi mamá, negro y abundante. En cuanto a mi look siempre digo que es una chica de los 40’s que viajó en el tiempo y se está adaptando a esta época. Me gusta la belleza clásica de pelo negro, de diva mexicana fragmentada.

Empecé tardándome doce horas en arreglarme cuando no sabía nada

Ahora en el makeup detallado me tardo entre tres y cuatro horas, y en el rápido me tardo hora y media. Cuando empecé a hacer drag no sabía ni agarrar una brocha. Pero cuando vas descubriendo tu propia belleza y con lo que tu te sientes a gusto, si tu estás feliz con lo que ves en el espejo y te llena, esa es tu belleza.

Drag Queens ELLE México
Miss Velvetine

Publicidad