- Publicidad -

Los protectores solares, o FPS, deben de ser una parte esencial de tu rutina diaria de skincare. Sí, lo leíste bien, tienes que usarlos diario, sin excusas. Da igual si solo vas a estar en frente de la computadora o está nublado el día porque ya es invierno. El punto es que durante la temporada de frío cambies a un bloqueador que también sea hidratante y emoliente para protegerte de todos los factores externos, no solo del sol. En la galería te dejamos nuestros favoritos.

 

ELLE CONSEJO:

Publicidad

Aunque ya estés maquillada, es importante que retoques el bloqueador cada dos horas (sí, esa es la regla). Para lograrlo sin arruinar tu look utiliza una bruma ligera. Y si te da flojera hacerlo, piensa en que tu piel necesita algo que la cuide de los rayos solares y las luces emitidas por los aparatos electrónicos (así es, tu celular está arruinando tu complexión). Si quieres una piel forever young, no te olvides del FPS.