Rehab para tus uñas: cómo rehabilitarlas después del gelish

351
- Publicidad -

Podríamos decir que el manicure en gel nos ha salvado la vida más de una vez. Bueno, a lo mejor exageramos, pero definitivamente es ideal para ciertas ocasiones. Lo único malo es cuando vas al salón (o te arrancas el gelish) y notas que tus uñas se ven frágiles y opacas. Algunas lo notamos incluso con esmaltes normales. Pero no tienes por qué preocuparte ni sufrir, ya que todo tiene solución.

1. Date un break

Lo primero que tienes que hacer es pasar una semana sin barnices. Para algunas esto suena como su peor pesadilla, pero es importante dejar que tus uñas estén al natural durante un buen tiempo. Así podrán empezar a sanar.

Dior Crème Abricot Fortifying Cream For Nails

2. Exfolia

Publicidad

Al igual que la piel, las uñas se tienen que exfoliar. Al quitar las células muertas, podrás notar que se ven mucho más luminosas y saludables. Puedes hacerlo con un DIY Scrub o con un producto especial, solo recuerda que lo peor que puedes hacer es sobre-exfoliar.

Yves Rocher Exfoliating Nail Treatment

3. Hidrata y nutre

Para que tus uñas crezcan súper fuertes y resistentes a todo, es importante que estén hidratadas y nutridas. Puedes hacerlo todo en uno con sueros que contengan aceites. Si no estás segura de que hacer, puedes comprar productos que estén hechos para reforzar las uñas.

L’Occitane Shea Nail and Cuticle Nourishing Oil

4. Prepara tus uñas

Después de que te cuidaste las uñas como oro durante una semana (o más), ya puedes hacerte tu primer manicure sin problemas. Antes que nada necesitas alisar un poco las uñas, para tener una superficie súper linda y cuidada. Al hacer esto no sólo le darás a tus uñas el acabado perfecto, sino te asegurarás de que tu siguiente manicure se vea más lindo y dure más tiempo.

Essie Grow Stronger Base Coat

5. Termina con el mal hábito

Arrancarnos el esmalte es algo que casi todas hemos hecho, y definitivamente todas tenemos que dejar de hacerlo. Sabemos que da ansiedad, pero tenemos que resistir todos nuestros impulsos. Porque cada vez que te quitas el esmalte a la fuerza, estás dañando y lastimando tus uñas.