Proenza Schouler es nuestra autobiografía: Lázaro Hernández y Jack McCollough

300
- Publicidad -

Lo que comenzó como un proyecto de thesis en Parsons, pronto se convirtió en una de las casas de diseño más cool e importantes de su generación. Proenza Schouler, cuyo cerebro creativo son Lázaro Hernández y Jack McCollough, solo tenía un paso más por dar: su propia fragancia. Ahora, en la cumbre de su carrera, estos diseñadores se unieron a L’Oréal para crear Arizona, un perfume completamente Proenza inspirado en un viaje por el oeste de Estados Unidos y particularmente en el lugar por el cual lleva su nombre.

Checa el video para conocer más acerca del proceso de creación y el mejor consejo que alguien que aspira a tener su propia marca puede recibir.

Publicidad

 

  1. ¿Tenían alguna idea de qué era lo que querían para la fragancia cuando todo comenzó?

Queríamos crear una fragancia que fuera atemporal pero que al mismo tiempo te hiciera sentir el momento, y justo así fue creada: algo completamente nuevo e inesperado. Habíamos regresado de un viaje en carretera y estuvimos haciendo paradas en todas las tiendas de cristales, encontramos las piedras y cristales más preciosos que jamás hemos visto. Los llevamos todos a Nueva York y pensamos que serían un punto de partida increíble.

  1. Se inspiraron en un viaje hacia el oeste de Estados unidos, ¿pero por qué Arizona?

Arizona no es solo una ubicación en el mapa: es un paisaje natural de un contraste de elementos, un gran espacio de conquista. Tiene una belleza natural formada por la naturaleza. Un lugar que tiene su propia energía, un lugar mítico lleno de belleza y misterio que por generaciones ha inspirado a artistas, escritores, directores y creativos. Arizona lleva el valor tan importante para nuestra marca: un estado mental que te haga sentir bien, un ambiente artístico, naturaleza y aventura. Arizona es una idea, un sueño. Para nosotros huele como el sol, como minerales. Como piel. Hay algo sensual acerca de Arizona, muy personal. Mezcla sentimientos de escape, de huir para encontrar la verdad absoluta. Toda la idea es un viaje a un mundo desconocido, un mundo lleno de días llenos de sol, descubrimiento y aventura. La búsqueda para encontrar algo más grandioso que el ‘aquí y ahora’.

  1. ¿Recuerdan qué artistas formaban parte de su playlist en ese viaje?

John Phillips, Fleetwood Mac, John Lennon, Leonard Cohen, Beach House, Deerhunter, Neil Young, Mazzy Star, Nico, Velvet Underground y Pink Floyd.

 

  1. ¿Hay alguna nota en la fragancia que les recuerde a algun momento en especial?

Lazaro Hernandez: Como todo hombre joven interesado en la moda, mis primeros recuerdos de la ropa y de la fragancia están relacionadas con mi mamá. Algunas de mis primeros recuerdos son de mi ella arreglándose para salir en la noche con mi papa. Me parecía súper emocionante. Es increíble lo nostálgica que puede llegar a ser una fragancia, cómo te transporta al pasado para recordarte a una persona o un momento en especial.

Jack McCollough: Definitivamente hay un número de aromas en mi pasado que nunca voy a olvidar. Recuerdo que en la prepa había una niña llamada Lizz Kennedy y estaba obsesionado con ella. Creía que ella era el significado de cool. Me acuerdo que siempre usaba un aceite de sándalo que no se parecía a nada que hubiera olido antes. Fui a la tienda y me compré una botella para mí con la esperanza de que ella pensara que yo también era cool.