Uno de los errores más comunes de nuestra rutina de belleza es omitir el paso más importante de todos: el uso de un filtro solar. Aunque con el paso de los años se ha ido fomentando cada vez más, todavía hay una gran cantidad de mujeres y hombres que no tienen idea de las consecuencias que puede causar el no protegerse adecuadamente del sol. Los rayos UV cada vez afectan más a nuestra piel y se encargan de acelerar el proceso del envejecimiento, aumentar el riesgo de las manchas, deshidratarla, quemarla y muchos otros factores que no son nada favorables.

El filtro solar se debe usar todos los días si quieres tener una piel saludable y radiante por mucho más tiempo. Es muy fácil incluirlo en tu rutina diaria, puedes aplicarlo después del hidratante y posteriormente tu base favorita o simplemente escoger uno con color que haga el trabajo por ti.

Publicidad

Sabemos que no es nada agradable tener una sensación grasosa o pesada en la cara, por eso te damos las mejores opciones para tu tipo de piel.

1. Heliocare 360º

Viene en formato gel que facilita la absorción y evita que se queden rastros blancos en la cara. Es ideal para pieles grasas porque está libre de aceites.

2. Avène

Avène es una de las mejores marcas dermatológicas, este protector te dará el efecto calmante de su reconocida ‘Eau Thermale’ y matificará tu piel. Además su consistencia es muy ligera.

3. First Aid Beauty

Si tienes la piel reseca, este producto podría ser tu salvación. Se encarga de hidratarte la piel sin dejar una sensación grasosa y te protege de todos los radicales libres que dañan tu piel. Lo puedes encontrar en tres colores y es perfecto para pieles sensibles.

4. VICHY

El bloqueador de Vichy en su version dry touch es perfecto para pieles mixtas a grasas y su alta protección es perfecta si vas a estar al aire libre durante mucho tiempo.

5.La Roche-Posay

El formato de spray puede facilitarte la vida. Es ideal para todas aquellas que odian la idea de untarse una crema en la cara. Solo asegúrate de aplicarlo en forma uniforme para cubrir toda la cara.

 

OJO: Es esencial aplicarlo cada 4 horas, sí no sigues este proceso, obtendrás la mitad de los beneficios y eso no es lo ideal.