5 diferentes tipos de yoga y cuál de ellos es el ideal para ti

893

Existe una idea muy equivocada sobre el yoga. La mayoría de las personas piensa que solo lo hay de un tipo, el cual por lo general es lento y no lo suficientemente intenso y aeróbico. Pero vaya que están equivocados.

La realidad es que existen muchos tipos de prácticas que van de más intensas a más relajadas, pero no menos efectivas. Si alguna vez te has ido a parar a un estudio de yoga y visto nombres como Bikram, Ashtanga, Hatha, Kundalini y Vinyasa, sin tener ni idea de qué significan, es hora que descubras que efectivamente son tipos de yoga, qué es lo que conllevan, y cuál de ellas es la ideal para ti.

Publicidad

Vinyasa

Esta práctica se enfoca en hacer varias poses en un ritmo constante y rápido, lo cual lo hace un cardio perfecto y una técnica que ejercita el cuerpo completo. La clave es fluir y ligar tu respiración al movimiento.

Ideal para: las que quieren que el yoga sea su único work out.

Hatha

Se podría decir que Hatha es la base de todos los otros tipos de yoga, de ella nacen todas las demás. Es la práctica básica. Es una combinación de poses y ejercicio de respiración que no son exactamente los más avanzados, pero tienen un gran impacto en tu salud.

Ideal para: las que son nuevas y comienzan a descubrir el yoga.

Bikram

Este es una versión de “yoga caliente” muy rigurosa y particular. Las clases duran 90 minutos y consisten en una secuencia repetitiva de 26 poses. Los salones se calientan a 40º grados centígrados y lo ideal es que no pares, al menos de que tu cuerpo te lo exija.

Ideal para: las que les gustan los workouts más intensos.

Ashtanga

Es similar al vinyasa, ya que liga la respiración al movimientos y fluye a través de diferentes poses, solo que Ashtanga se enfoca en seis secuencias de poses específicas. No pasas de una a la otra hasta que domines la anterior, y no son nada fáciles.

Ideal para: las que les encantan los retos y son perseverantes.

Kundalini

Este tipo de yoga se basa en la creencia de que todos tenemos una energía divina concentrada en la parte inferior de nuestra columna vertebral, y hay que liberarla a través de cantos, respiración y movimiento. Una verdadera conexión entre cuerpo y mente.

Ideal para: aquellas que buscan una explorar su lado más espiritual.