5 ejercicios que funcionan mejor que los abdominales

1641
- Publicidad -

Breaking news: los abdominales pueden no ser los mejores ejercicios para conseguir un abdomen de modelo. Incluso, pueden ser muy peligrosos para tu espalda y cuello si no los haces bien.

Para dejarlos de una vez por todas, hemos hecho una lista de ejercicios que puedes hacer sin problemas, los cuales te darán mejores resultados y mejorarán la fuerza en general en todo tu cuerpo.

Publicidad

#1 Plancha de lado
Excelentes para los oblicuos. Eleva tu cuerpo de lado, manteniendo la palma de tu mano firmemente apoyada en el piso, así como los laterales de tus pies juntos (el que está arriba puedes ponerlo ligeramente hacia el frente para darte más equilibrio). Tu cuerpo debe de estar en línea recta, sin permitir que tu cadera baje. Quédate en esa posición mínimo 30 segundos y repite del otro lado.

#2 Plancha en tres puntos
Posiciona tu cuerpo en una plancha con brazos extendidos o los codos apoyados en el piso, tu espalda y cadera deben de estar rectas en una sola línea y paralelas al piso. Alza tu pie derecho y mantente así por 30 segundos. Haz lo mismo con el pie izquierdo.

#3 Parabrisas
Buenísimo para el abdomen bajo y oblicuos. Acuéstate apoyando tu espalda completa al piso, junta tus piernas y súbelas a un ángulo de 90 grados, pueden estar estiradas o ligeramente dobladas, según la dificultad que busques. Abre tus brazos en cruz con las palmas viendo hacia abajo. Lleva tus piernas hacia un lado y sin tocar el piso, regresa al centro. Repite hacia el otro lado. Es muy importante que tu espalda no se levante o mueva de su lugar.

#4 Montaña
Ponte en posición de plancha con brazos extendidos y la pelota debajo de las espinillas. Suavemente, jala la pelota con tus piernas hacia la parte superior de tu cuerpo, sin doblar rodillas y alzando tu cadera, hasta que las puntas de tus pies toquen la parte superior de la pelota. Tu cabeza debe de estar entre tus brazos, viendo hacia la cadera. Regresa a la posición inicial y repite.

#5 Escaladores
Comienza en posición de plancha, manteniendo tu espalda y cadera a la misma altura. De manera alternada, dobla tus piernas hacia tu pecho, exhalando cada vez que lo hagas.