#SendTiempo: cuentas regresivas y otras maldiciones corredoras

El arte del: BE PATIENT.

674
- Publicidad -

El otro día estaba en Instagram cuando abrí un story que decía: “T-10 WEEKS @towaterfrontmarathon”.[Y reaccione así, CONFIRMO].

Eso fue hace unas semanas y estoy haciendo un gran esfuerzo por no hacer la resta mental para no concluir cuántas me quedan de esas 10 que tenía. Ya hasta me puse a cantar la canción de los perritos que tenía… y ya nada más me quedan 6, 6, 6, 6, 6.

¿Por qué cuentan en semanas gente, por qué las publican así,
sin previo aviso?

Publicidad

Se escucha mejor en meses, le llegábamos a uno y medio, o pensado en días, redondeaba a cuarenta y algo, en horas habríamos cerrado en aproximadamente 1,150. Cualquiera de estas opciones me habría hecho sentir que tengo más tiempo.

Pero no. Mi cuerpo no solo vio ese story, lo registró, memorizó y almacenó en esa área del cerebro donde se guardan temas de ex novios y traumas de vida.

En conclusión: GENTE QUE CORRE TORONTO, NOS QUEDAN 6 SEMANAS. QUÉ SUSTO.

Susto, porque el tiempo es una variable importantísima y clave en mi entrenamiento. Cada que alguien me pregunta: ¿cuándo es tu maratón?, y la respuesta inmediata al “… 20 de octubre” es “YAAA NO FALTA NAD…” yo interrumpo abruptamente y digo en voz alta “NO, realmente falta muchísimo, todavía tengo bastante tiempo”.

Pero es que sí, sí tengo. Y aquí la subjetividad de absolutamente todo en la vida, por eso Jor y yo nunca nos entendemos cada que escribo una #dalicolumna, la última vez le afirmé fuertemente que era una corta… y pues seguimos sin coincidir en el término largo y corto.
¿Y saben qué?, está bien.

Existe gente a la que le gustan las semanas. A mí me dan paz los meses, yo creo la razón viene de mi intento de correr mi segundo Chicago. Fue a los “T- Dos meses” cuando mi banda iliotibial decidió darme de baja. Intenté revivirla por 4 semanas, las semanas más largas de mi vida y al mes del maratón se tomó la decisión que mi papel en Chicago sería el de porra.

Entonces por eso para mí lo dos meses suenan largos, porque la última vez que estuve en una situación de tiempo parecida, di vuelta en U a la vida.

Tal vez tengo miedo y el día que pasen estas 4 semanas (que mi cuerpo recuerda como cruciales para correr o no correr un maratón) mi feeling cambie, y me sienta ya, “a la vuelta de la esquina” de Toronto.

Pero todavía no veo ni de lejos esa esquina y el maratón de México no ayudó a mi distanciamiento mental. Ese 42.195 fue el disparo oficial del #marathonseason. Porque ahora sí, a partir de hoy, uno tras otro. Como tortillas gente. Tra tra tra.

No queda más que abrocharnos los cinturones, aguantar y correr todos los longruns que nos queden. Porque yo no sé ustedes pero aunque hace unas semanas me eché valientemente una frasesota y me cito:

“La verdad, mi cuerpo ya aguanta tranquilamente la distancia de 25K”
– DALIA PALLARES, 2019.


Después me comí todo mi refri, fui al súper al pasillo de cereales y azúcares refinadas y cometí una sobreingesta del cereal de mi infancia, que me knockeo a las 6pm con un coma diabético, todo eso cuando mi cuerpo “podía perfectamente” con esa distancia.
(Nunca digan eso, por favor. No sean Dalia Jajajajaja.)

También así, con esa perfecta asimilación de la que les platico, el jueves pasado Claudia tuvo que mandar a su casa a dormir a este valiente cuerpo, porque después de 12K, intervalos, dos cierres editoriales, 4 subidas al castillo + 14K, 2000 en pista y mi doble sesión de Síclo que me aferro a no soltar, mi cuerpo ya estaba en piloto automático, y uno bastante malo. Y todavía me faltaba mi longrun.

Por situaciones como estas le tengo mucho respeto a este mes. En estas semanas todo puede pasar. Aquí es cuando despegamos y nos estabilizamos en los 10,000 pies, o cuando te das cuenta que el cuerpo no está listo para lo que sea que tengas en mente ver en el reloj cuando cruces “esa” meta.

Pero también es ahorita el momento en el que nos ponemos serios, nos ponemos chidos y dejamos de pensar tanto en esa cuenta regresiva porque en una de esas hay apocalipsis zombie en dos semanas y todos nos quedamos sin maratón.

[Algo así]

Córranle diario como tengan que correr, rápido, dejen el pulmón en la pista y algunos récords en su garmin, pero también corran lo más lento posible cuando les toque correr así, hagan el tempo mas rítmico posible, olvídense qué estaban corriendo a veces y platiquen con quien corran en su próximo longrun, aparte que se pasa más rápido, los temas de pláticas se ponen buenos, créanme.

Hidrátense mucho, y no solo agua, minerales por favor y gracias. Esta fase del entrenamiento necesita carrocería pesada.
#dalitip: Gatorade para distancias, practíquenle a la administración de glucosa desde ya, Electrolit para post carrera y Nuun en la vida diaria.

Duerman bien, acumulen horas de sueño así como kilómetros. Coman bien, tomen proteína. Y háganle caso a su Coach. Vayan a masaje, cómanse un conejito y no vayan al pasillo de cereales del súper. Levanten bien las piernas en la montaña y/o en la calle. Ya a estas alturas los entrenamientos se ponen rudos y las piernas ya no suben tanto como deberían y la gente se cae, en mi crew ya vamos 8. Y ya no tenemos edad para traer las rodillas raspadas.

@dallia

[Yo soy la de la rodilla raspada]

Por un ratito dejemos de pensar en ese día que va a llegar, queramos o no. Estemos un poco más aquí. Como diría el amor de mi vida Bon Iver:
I TOLD YOU TO BE PATIENT
Y pues lo mismo les digo. BE PATIENT GENTE.

Emocionémonos con el entrenamiento también. Porque acá entre nos, está demasiado rudo. Mientras, yo estaré acá un poco low profile escuchando todos los podcasts que me quepan en el cerebro. (Luego les paso unos buenos). Aprendiendo del psoas (mi nuevo amigo) y cómo mantenerlo en paz para que no me pellizque el cuerpo entero y escuchando la voz de Andy Puddicombe hablándome del mindfullness deportivo, o de lo que sea realmente, todas las veces que sean posibles en un día.

Y de vez en cuando dejen de contar en T-MINUS y cuéntenle al revés.
Días corridos: ______. TRAZ.
(Ese número debería de ser igual de bonito, o más incluso.)

AAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH
Happy LONGRUN SEASON.

I told you to be patient,
I told you to be kind,
I told you to be balanced,
I told you to be fine.
Bai.