Los 6 mejores tips para implementar y tonificar tus abs

663
- Publicidad -

Ya sea porque tu objetivo es llegar bien al verano o te quieres sentir más saludable encontramos unos trucos que puedes agregar a tu rutina diaria para tonificar tus abs.

1. Aprende a relajarte

aunque no lo creas si te estresas demasiado la grasa va a tu abdomen más rápido que a cualquier otro lugar. El estrés también afecta a tu cuerpo de otras formas negativas, así que trata de mantenerte feliz y tranquilo, haz ejercicio, medita y trata de estar más cerca de las personas que te hacen sonreír.

2. Controla tus macros

Publicidad

50/30/20 El desglose de carbohidratos, proteínas y grasas saludables como porcentaje del total de calorías diarias que ingieres puede ayudar a controlar mejor el hambre, la saciedad y mantener bajo control la grasa abdominal de tu cuerpo y tu peso. Por ejemplo, si tu metabolismo básico (calorías que tu cuerpo quema diariamente en reposo) más la actividad que realices durante el día alcanza las 1,800 calorías, se desglosan en 900 calorías de carbohidratos saludables como verduras, frutas, frijoles y granos enteros; 540 calorías de proteínas de fuentes como nueces y carnes magras; y 360 calorías de grasas saludables, como aceite de oliva, aceite de soja, salmón, aguacate y nueces.

3. Construye músculo

Un estudio de más de 10,000 personas en la revista Obesity encontró que aquellos que agregaron 25 minutos de entrenamiento con pesas a sus rutinas durante un período de tiempo ganaron menos centímetros en su cintura que aquellos que aumentaron su ejercicio aeróbico por la misma cantidad de tiempo.

Istock: Foxys_forest_manufacture

4. Céntrate en la fibra

Un estudio en la revista Obesity encontró que por cada 10 gramos en la ingesta diaria de fibra soluble (que es el tipo que ralentiza la digestión y lo ayuda a sentirse satisfecho), la tasa a la que se acumuló la grasa profunda del vientre disminuyó en un 4 por ciento durante cinco años. (Comer fibra también puede ayudar a un sueño más profundo durante la noche.) Agregue esos 10 gramos con la mitad de un aguacate, 3/4 de taza de frijoles negros, 3/4 de taza de avena o una manzana roja.

5. Aprende a descubrir cuándo tienes hambre

En una escala de hambre (donde 1 es voraz y 10 está demasiado lleno para moverse), deja de comer cuando tienes 7 para evitar subir de peso. Es un punto en el que volverás a tener hambre en tres o cuatro horas. Comer entre 400 a 500 calorías en cada comida debe mantenerte satisfecho y evitar comer en exceso en tu próxima comida. Si dejas de comer en un 8 (en lugar de 7) dos o más veces a la semana, lo más factible es que logres consumir más calorías de las que necesitas para lograr tu peso.

6. Duerme

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Sleep, dormir entre seis a siete horas por noche puede evitar que agregue un exceso de peso. Las personas que dormían durante cinco o menos horas u ocho o más horas tenían mayores cantidades de grasa abdominal (así como un mayor riesgo de diabetes tipo 2). Se pone peor para los que duermen poco: se colocan casi el doble de centímetros alrededor de la cintura en cinco años que los que más duermen. Los investigadores especulan que los patrones de sueño “extremos” (demasiado o muy poco) alteran el hambre y otras hormonas y pueden alterar el equilibrio diario de calorías al hacer que comas más y que hagas menos ejercicio debido a la fatiga o simplemente que estés despierto menos horas.