CoachELLE: así vivimos el festival más cool de música

62
Coachella-ELLE
- Publicidad -

El festival más famoso del mundo celebró su primer fin de semana este 14, 15 y 16 de abril en Indio, California. Esta celebración de música es una experiencia única cada año y tuvimos la oportunidad de vivirla de la mejor manera de la mano con Levi’s, siempre cómplice inseparable de la música y el estilo.
El viernes salimos temprano de Los Ángeles, listísimos para instalarnos en el Ace Hotel en Palm Springs. La emoción crecía milla tras milla en camino al desierto, pues este es uno de los eventos que reúne a lo mejor del talento musical e influyente de todo el mundo. Ya hospedados y con un buen lunch en el estómago, fuimos al hotel Sparrows, ahí nos esperaba JC, el vicepresidente de Levi’s con quien platicamos y podrán leer próximamente sobre nuestro encuentro con él en nuestra versión impresa. Ahí mismo montaron un Tailor Shop en donde de manera personalizada nos atendieron diseñadores y tailors de la marca, para customizar nuestros 501 y nuestra trucker jacket favorita, y así llegar con el mejor look al festival.
Al atardecer, por fin vimos la rueda de la fortuna y globos flotando en el cielo. El escenario Sahara estaba prendidísimo con Crystal Castles, después corrimos al main stage para tomar buen lugar para disfrutar de The XX, quienes no decepcionaron y definitivamente fueron uno de los mejores actos del festival. Bailamos Ritual Union con Little Dragon. Llegó el momento del primer head liner, Radiohead se apoderó del escenario y la emoción se fue a tope, hasta que se les fue el audio en tres canciones, pero las fallas técnicas se olvidaron cuando interpretaron Creep.

Coachella
En el día dos, pintaba mejor aún. Alberca, brunch, sol y denim shorts fueron la mezcla perfecta en el Brunch de Levi’s (Ve aquí los mejores looks). Virgil Abloh, director creativo de Off White, amigo y consentido de Kanye West, fue el encargado de poner el beat del medio día durante el evento. Emily Ratajkowsky, Solange Knowles, Poppy Delevigne, Chiara Ferragni y los fotógrafos Tommy Ton y Katz Zinding fueron algunos de los invitados.

Publicidad

Coachella
Two Door Cinema Club nos recibió en el escenario principal y nos encantó, coreamos su canción “Sun” como si no hubiera un mañana. Bon Iver fue impactante, su show sorprendió y conmovió a todos. Future, fue el artista con mejor respuesta del público, subió a Drake al escenario y se convirtió en uno de los momentos más emocionantes. El momento de ver a Lady Gaga llegó y la cantidad de asistentes reunida para verla era impresionante.

Coachella
Después, salimos corriendo para llegar al Neon Carnival by Levi’s, literal, una feria con un escenario y DJ set a todo volumen, nunca habíamos visto tanta gente cool reunida en un mismo lugar. Leonardo DiCaprio, Drake, Rihanna, Selena Gomez, Diddy, Alessandra Ambrosio, Sarah Sampaio , Taylor Hill, entre otros. Hasta la gasolina de Daddy Yankee bailamos y no fue un guilty pleasure.
El Holy Sunday llegó y los 35ºC no intimidaron nuestro desempeño el festival, el meloso sonido de Honne fue perfecto para resguardarnos en la sombra por un rato, aunque también fuimos a bailar un rato con Tools and the Maytals. La poderosa voz de Nao, fue perfecta para el atardecer y después de un poderoso lunch break, nos preparamos para ver a Lorde, quien sin duda fue uno de nuestros performances favorito. El ritmo siguió arriba con el dueto francés Justice y Kendrick fue el remate perfecto para un fin de semana lleno de excelentes experiencias y música.

Coachella
De regreso al hotel, en el shuttle la felicidad seguía a tope, de pronto, leímos un texto que decía: Don’t cry because it’s over, smile because it happened, y sí.