Pringle of Scotland

38
- Publicidad -

Esta temporada resultó crucial para Massimo Nicosia pues lleva la carga de celebrar los doscientos años de tradición y una exposición conmemorativa recientemente inaugurada. La paleta de color se limitó a tonos neutros como blanco, negro, gris y nude con ligeros acentos en rojo o azul eléctrico en tan sólo algunas piezas.

El trabajo de Nicosia se ha distinguido por ser más recatado, extremadamente cuidadoso de los detalles en la construcción y confección de cada pieza, además de enfocarse en elevar los tejidos a la calidad de lujo. Se vieron siluetas rectas y limpias con gran caída, principalmente de columna, con algunos de capullo contrapuestos. Hubo pocos estampados, destacaron más los tejidos complementados con algunos acentos de transparencias.

Publicidad