Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carolina Herrera otoño/invierno 2021 es una carta de amor a Nueva York

La marca le escribió un poema de moda poniendo corazones sobre las íes
mar 23 febrero 2021 04:09 PM
Carolina Herrera
Foto: Roe Ethridge, Carolina Herrera FW21

Con motivo del 40 aniversario de la marca homónima fundada por la diseñadora Carolina Herrera en 1981, el director creativo Wes Gordon concibió su nueva colección otoño/invierno 2021 como una carta de amor a Nueva York, presentada con fotos y un video que capturan a las modelos llenas de energía y optimismo en la ciudad que nunca duerme cubierta de nieve. Pura magia de moda.

El telón de fondo son las calles, avenidas y edificios icónicos de la ciudad que vio nacer la marca, el ritmo es marcado por la música disco de Native New Yorker (1977) de Odyssey, el medio de transporte es un autobús turístico intervenido con el emblemático rojo Herrera y la moda, una fresca y glamorosa propuesta de estampados, tonos vibrantes y muchos, muchos corazones.

Publicidad
Foto: Roe Ethridge, Carolina Herrera FW21

“Aquí, el corazón es mucho más que un motivo gráfico: es un recordatorio de la importancia de amar. Amarnos a nosotros mismos. Amar a los demás. Amar nuestra ciudad. Y amar vestirnos”, aseveró el diseñador Wes Gordon sobre esta colección que combina la debilidad por la ropa deportiva de la moda neoyorquina y la elegancia teatral del taller Carolina Herrera .

Foto: Roe Ethridge, Carolina Herrera FW21

Publicidad

Desde el mirador del piso 102 del Empire State Bulding y en el edificio One Vanderbilt de Madison Avenue, el fotógrafo Roe Ethridge retrató a las modelos Alek Wek, Lulu Tenney, Ash Foo, Philyne, Effie Steinberg y Theresa Hayes disfrutando al máximo la moda y transmitiendo la alegría y efervescencia de los neoyorquinos que inspiró a Wes Gordon a diseñar esta colección.

Los corazones son el hilo conductor que se hace presente en forma de prendas de punto, bordados y botones mezclándose con el reluciente tafetán que se reinventa en cortes como un vestido camisero de cintura ceñida y faldas A conjugadas con lentejuelas, los lunares y estampado de jirafa aportan un toque divertido y la camisa blanca no es más que un homenaje a la matriarca, Carolina Herrera.

Publicidad
Publicidad