Si vas a regalar una camisa, regala mejor una experiencia

239
Camisa personalizada
Studio Scappino
- Publicidad -

Hay regalos que más que básicos, son clásicos. Cuando se trata de regalar a un hombre, las camisas siempre figuran en el top, pero ¿cómo lograr que sean diferentes? Más allá de elegir una realmente original (lo cual es una decisión arriesgada si no conoces con precisión los gustos de quien la recibirá), la mejor opción es regalar una experiencia.

Para quien recibe una camisa, será un lindo gesto en el momento pero, admítelo, en unos años lo olvidará. Pero imagina que tu regalo fue una camisa hecha a la medida, en donde tuvo un fitting personalizado y hasta un escaneo de su cuerpo para asegurar las proporciones exactas… la cosa cambia, ¿cierto? Si aún no estás convencido te contamos cómo es la experiencia en Studio Scappino.

La experiencia de tu camisa a la medida

Publicidad

Estamos tan acostumbrados a comprar ready-to-wear que pocas veces tenemos la oportunidad de vivir la compra de una prenda hecha a la medida. El simple hecho de que alguien te tome tus medidas te hará sentir en una de las míticas sastrerías de Saville Row.

Camisa a la medida
Studio Scappino

Pero la cosa no termina ahí, para completar la toma de medidas y asegurar que esta prenda te quede “como guante”, el siguiente paso es un escaneo de tu cuerpo. Tus datos quedarán registrados por si quieres mandar a hacer más camisas en la posteridad (y vas a querer).

Camisa a la medida
Studio Scapino en Artz Pedregal

Después viene toda la personalización que puedas esperar, empezando por el fit de la camisa, la tela con la quieres que se haga, colores o estampado, tipo de cuello, puño, botonadura y bolsillos. Finalmente, la cereza sobre el pastel es la posibilidad de grabar tus iniciales en alguna parte de tu camisa.

Camisa personalizada
Studio Scappino

La mejor parte de todo es el casi nulo tiempo de espera, después de ir, tendrás que esperar únicamente entre 3 días para que tu camisa a la medida esté en la puerta de tu casa.