Daniel Espinosa reinterpretó la corona real británica como si fuera mexicana

Y como toda joya real, la corona también lleva un nombre: Frida

1849
Foto: IMDb
- Publicidad -

La serie favorita de todos, ganadora de múltiples premios como el Globo de Oro al mejor drama regresó este domingo en su tercera temporada encabezada por la galardonada al Oscar, Olivia Colman como la reina Isabel.

En este nuevo capítulo, The Crown narra lo sucedido durante el mandato de la monarca entre 1964 y 1977. Para celebrar su estreno en México y Latinoamérica, Netflix decidió hacer algo muy especial: una reinterpretación de la corona británica como si fuera mexicana.

Publicidad

Este era un trabajo que no podía hacer cualquiera. Por eso, el gigante del entretenimiento le encargó al diseñador Taxqueño Daniel Espinosa la labor de visualizar y crear la corona real.

En una entrevista exclusiva, Daniel nos compartió un poco sobre su experiencia creando el símbolo real. Como logro dotarlo de todo el carácter de nuestro país basándose en lo que desde su perspectiva, son los elementos que debe contener una corona mexicana.

Foto: Cortesía

A lo largo de sus 23 años de trayectoria, Daniel ha trabajado en diversas piezas de joyería, incluso para cine y televisión, pero esta es la primera vez que hace una corona. Como en todo, una primera vez significa un reto y en este caso, la medida y proporción fueron los mas grandes. La circunferencia y la altura significaron una amplia investigación para poder llegar al resultado final.

Una de las ventajas que tuvo, fue la total libertad que Netflix le dio durante el proceso creativo.

“Me dio muchísimo gusto recibir la invitación y tener total libertad, que es lo que a cualquier creativo le gusta. Me encantó la idea de poder decidir los materiales, los elementos, los tonos, las gemas, las piedras”

Las esferas, flores, perlas y gemas que conforman la corona fueron seleccionadas meticulosamente por el diseñador y provienen de diferentes estados de la república y de Latinoamérica. “Frida”, como fue nombrada, es un símbolo de feminidad y un homenaje a Frida Kahlo, no solo por lo que representa en nuestra cultura sino por lo que significa su nombre en el extranjero.

Foto: Cortesía

El proceso de Frida duró alrededor de cuatro semanas. En él, trabajaron 30 personas en la selección y habilitación de los elementos previos y posteriormente, fueron 3 joyeros los encargados de la estructura, el tamaño, el brillo y el montaje.

“Me gustan las historias buenas y lindas para ser contadas”.

Realeza y joyería bien podrían ser sinónimos, es sabido que las familias reales poseen las colecciones de joyas más valiosas del mundo. Para un joyero, reconocer las casas que elaboraron las piezas así como los elementos y gemas utilizadas, le da una visión mas amplia para poder expresarse creativamente y la realización de este proyecto es un sueño hecho realidad.

Por ahora, Frida es propiedad de Netflix, pero esperamos que próximamente esté en exhibición para poder apreciar de cerca esta creación 100% mexicana.