La nueva bolsa de Chanel nos emociona, y además, ¡también hay nuevos zapatos!

Chanel ha agregado a su familia de bolsas icónicas una nueva silueta, su nombre es 19.

175
Cortesía Chanel
- Publicidad -

Caroline de Maigret es la culminación del effortlessly chic. La representación perfecta del je ne sais quoi del que presumen las francesas (no por nada es una de las autoras de How To Be Parisian Wherever You Are) y sin duda la elección perfecta para presentar dos de los grandes lanzamientos con los que Chanel cierra un año histórico para la firma.

#handbagCHANEL19

El nuevo bolso que llega a la maison es nada más y nada menos que el último diseñado por Karl Lagerfeld. Su nombre, 19, es un guiño al icónico modelo 2.55, que se llama así porque debutó en 1955. Así que -adivinaste- el 19 lleva este nombre por haber sido presentado en 2019.

Chanel 19
Caroline de Maigret / Cortesía Chanel
Publicidad

El bolso Chanel 19, se distingue por su forma rectangular, textura acolchada en piel o tweed, la doble C en el broche y una cadena trenzada con cuero que te permite llevarla recta, cruzada o de asa (también existe una versión en cinturón para llevarla a la cintura) y tiene tres tamaños diferentes. Honestamente, nosotros tendríamos una en cada tamaño para llevar en cualquier momento.

Chanel
Caroline de Maigret / Cortesía Chanel

Si ya nos era difícil elegir nuestra favorita, si Gabrielle, la 2.55, Boy o la 31, 19 viene a hacer la elección más compleja porque en verdad nos enamoró. Pero esa no es la mejor parte, entre los lanzamientos de la colección Chanel Cruise, también figuran un par de zapatos bicolor que son otra de las grandes apuestas de Chanel.

Chanel
Caroline de Maigret / Foto: Chanel

Desde el primer desfile en solitario de Virginie Viard, Couture FW19, en el que el estilismo se distinguió por la ausencia de accesorios, la directora creativa dejó claro que bajo su legado, la atención iría hacia el calzado. Con este nuevo par de botines, ha dejado claro que la maison francesa elevará la apuesta por los zapatos y -¿podemos confesar algo?- ¡nos encanta!