- Publicidad -

Ya conocemos la fórmula del preppy look: saco, suéter y camisa. Es momento de llevar este básico al siguiente nivel y comprometernos con los detalles, como el estampado y la textura. Haz del tartán y los plisados tus aliados para lograr un upgrade. Y para el gran  final, añade un listón o una diadema.

 

Publicidad