Carolina Herrera abre su tienda más bonita e instagrameable

Nueva parada obligada en Madison Avenue.

711
Carolina Herrera
Cortesía Carolina Herrera
- Publicidad -

Renovarse y ser fiel al ADN de una marca es una de las tareas más complejas para un nuevo director creativo al frente de una casa ya establecida. Sin embargo, Wes Gordon, sucesor de Carolina Herrera en su firma homónima, ha sabido interpretar los elementos insignia de la firma al mismo tiempo que aporta su toque personal. Su nueva hazaña ha sido la remodelación de la flagship store de la marca en el número 954 de Madison Avenue, Nueva York.

Este espacio abrió por primera vez en 2000 y hoy vuelve a ofrecer una experiencia innovadora y completamente instagrameable de la mano del arquitecto Andre Mellone y la interiorista Chiara de Rege. Ahora, te daremos un tour por Carolina Herrera Madison Avenue.

Publicidad

En la primera planta, encontrarás un espacio dedicado a su colección ready to wear. Pon atención en el piso porque está inspirado en el clásico estampado de polka dots de Herrera en forma de azulejos hexagonales en blanco y negro.

Carolina Herrera Tienda
Carolina Herrara

De ahí pasarás a la imponente escalera de caracol tapizada con una alfombra de un intenso color rojo Herrera.

Carolina Herrara

Madison por Damien Cuypers BEn el siguiente nivel, encontrarás aún más piezas de la colección y una instalación dedicada a las fragancias favoritas de la casa.

Carolina Herrera Tienda
Carolina Herrera

A lo largo de toda la tienda, llamarán tu atención los detalles de tapizado en terciopelo rosa y detalles como flecos y lazos que acentúan el interiorismo del espacio.

Carolina Herrera

Madison por Damien Cuypers BFinalmente, al llegar al tercer y último piso, te encontrarás frente al salón más íntimo de esta recién inaugurada tienda de la casa de Herrera rodeado por ventanales con vista al edificio Breuer.

La delicadeza de la paleta de color, los acabados contemporáneos que se funden con la arquitectura clásica del edificio, así como los distinguibles elementos de la diseñadora venezolana entrelazados con la visión a futuro de Gordon la convierten quizás en la tienda más bonita e instagrameable de Carolina Herrera y en una parada obligada para tu próxima visita a Nueva York.

Carolina Herrara tienda
Cortesía Carolina Herrera