De los creadores de la Baguette (Fendi) llega ‘The Surprise Baguette’

It's not just a baguette, it's a surprise baguette.

133
Cortesía
- Publicidad -

Cómo nos enseñó Carrie Bradshaw, este icónico bolso it’s not just a bag, it’s a baguette. Después de su lanzamiento en 1997 a cargo de Silvia Venturini Fendi, seguida de su aparición estelar en el hombro de Carrie en Sex and the City, la baguette de Fendi se convirtió en la primera it bag de la historia. Es decir, esa bolsa que se ha vuelto tan popular entre los iconos de la moda y las celebridades y que está en la wish list de todos los fashion lovers.

Llegar a obtener el título de “it” no es fácil. Los verdaderos objetos icónicos de moda son aquellos que perduran en el tiempo y se renuevan con él. Las tendencias van y vienen, algunas mueren incluso antes de terminar la temporada, pero las “it pieces” siempre serán clásicas, nunca pasaran de moda y las veremos evolucionar pero sin perder su esencia original.

Publicidad

La baguette (sí, se llama así por el pan francés) nació con la finalidad de convertirse en el accesorio predilecto para las mujeres citadinas ya que es un accesorio cómodo y funcional que se puede llevar bajo el brazo sin ser molesto.

Fendi Baguette
Fendi

CortesíaLa pieza más icónica de Fendi hizo su regreso a principios de este año con #BaguetteFriendsForever, una mini serie donde la pieza protagoniza historias en Shanghái, Hong Kong, Nueva York y Roma, acompañada de personalidades de la moda (Sarah Jessica Parker incluida).

Ahora, la casa italiana presenta un nuevo episodio de la mini serie donde cuatro amigas están listas para conocer a su ídolo en Tokio y después revelar una nueva adición a la familia: THE SURPRISE BAGUETTE. Y vaya sorpresa cuando el bailarín japonés Mandy Sekiguchi aparece con una baguette para hombre color amarillo. Sí, leíste bien: baguette para hombre.

Fendi celebra la amistad bajo las luces neón de Tokio de la mano de la influencer taiwanesa Molly Chiang, la supermodelo china You Tianyi, la cantante surcoreana Jung Chae Yeon y la actriz japonesa, Ayaka Miyoshi.

La conclusión es muy clara: la baguette no está ni cerca de su muerte y cada vez que la vemos, sigue dando de qué hablar. Long live the baguette.