El Grand Palais te echa de menos Karl

El Grand Palais fue tierra de Lagerfeld, donde hizo y deshizo. Hoy, siente su ausencia.

221
grand-palais-karl-lagerfeld
Shutterstock
- Publicidad -
Uno de los primeros momentos que me dejó impactado en la moda fue el desfile de otoño invierno 2010 de Chanel, cuando Karl Lagerfeld hizo transportar un iceberg de 265 toneladas desde Escandinavia para luego esculpirlo y tener una estructura de hielo lista en tan solo 6 días para el que ha sido quizá su show más extravagante. Para el Káiser, el Grand Palais era su tierra y sus cielos y él, el creador.
La experiencia inmersiva de Chanel te invitaba a más que ver las piezas, vivirlas. Si bien el iceberg fue uno de los momentos clímax del legado creativo de Lagerfeld, también vinieron el gran banquete en el palacio indio, el mundo submarino en color blanco, un teatro bombardeado en decadencia, el supermercado Chanel, el aeropuerto, el bosque, la playa, la estación espacial y muchos más. Ni el cielo -ni los icónicos techos de cristal del Palacio- fueron el límite para el káiser.
grand-palais-karl-lagerfeld
Tras la partida del director creativo de Chanel, la marca ha seguido adelante bajo la dirección de Virginie Viaud. Chanel Cruise 2020 tiene los ojos de la industria de la moda juzgando con mirada analítica por tratarse de la primera colección en solitario de Viaud después de Karl. Sin embargo, debo confesar algo, yo no esperaba la ropa, esperaba al Palais.
Bajo la temática de una clásica ‘gare’ francesa, Chanel ha convertido al Grand Palais en una estación de trenes, pero esta vez sin opulencia ni pompa. No me mal entiendan, la producción ha sido espectacular, con la calidad que distingue a la casa francesa en todo lo que hace. Vías del tren en el piso, bancas, letreros, taquillas y paneles que recreaban un andén como solo Chanel sabe hacerlo. Sin embargo, el espacio se sentía menos recubierto, con un guiño de sencillez. Quizá como la alegoría perfecta de transición, como un viaje hacia los nuevos códigos de la Maison.
grand-palais-karl-lagerfeld
Getty
En tanto a moda, sabemos que Virginie conoce respeta el heritage de Chanel y sabrá darle continuidad al legado de Karl al tiempo que delinea el suyo. En cuanto a shows, habremos de esperar con paciencia para conocer su modus operandi. De momento, sin dejar de ser espectacular en un sentido que Chanel domina con maestría, ha sido también discreto. El Grand Palais echará de menos tu genio Karl.
grand-palais-karl-lagerfeld
Publicidad