Todas las veces que la moda ha apoyado la restauración de monumentos históricos

Los principales conglomerados de lujo harán donaciones para la restauración de Notre Dame, recordamos las veces en que la moda ha ayudado antes.

746
Getty
- Publicidad -

Por Gabriela Ramos Caldato

La tragedia que representa el incendio en Notre Dame, ha generado en los parisinos un inmenso dolor. El universo de la arquitectura, la cultura y el arte está de luto.

Publicidad

La reacción inmediata de las grandes familias del mundo de la moda, fieles amantes al arte y la cultura, resultó en un compromiso rápido en colaborar mediante donaciones importantes para restaurar a la catedral de Nuestra Señora de París.

El grupo LVMH, presidido por Bernard Arnault, anunció una donación de 200 millones de euros, así como el presidente de Kering, François Henri Pinault, quien aportará, otros 100 millones. A esta iniciativa también se ha sumado grupo L’Orèal con otros 100 millones. Esto no es algo que deba tomarnos por sorpresa, ya que esta es la primera vez que la moda se involucra en el cuidado del patrimonios histórico.

En París, Chanel ha donado mas de 25 millones de Euros a las restauraciones del Grand Palais, que se esperan estén terminadas para los juegos olímpicos del 2024; aquí también se realizan los desfiles de la maison.

Grand Palais Chanel
Foto: Getty

Italia es otro país donde la moda es una institución en la protección de su patrimonio histórico, Salvatore Ferragamo ha financiado la restauración de la Fuente Neptuno, en la Piazza della Signoria de Florencia; Bvlgari donó 1.4 millones de Euros para restaurar la afamada Piazza Spagna, conocida por sus desfiles de moda e inmortalizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck cuando filmaron la escena donde compartían helados en la película de 1953 Roman Holiday; Diesel decidió contribuir con 4 millones de Euros para restaurar y limpiar el Ponte Rialto en Venecia.

Piazza Spagna Bvlgari
Foto: Stefano Montesi – Corbis/Getty Images

Tod’s, bajo la dirección de su director Diego Della Valle y su hermano, están encargados de la restauración del gigante, eterno y épico Coliseo Romano. La mítica plaza donde gladiadores luchaban por sus vidas mientras entretenían al pueblo romano, ha sido iluminado con el tricolor de Italia, mientras la Orquesta della Scala interpretaba la extraordinaria overture de la Traviata.

Restauración Coliseo Romano
Foto: Getty

En Roma, cuando culminaron las restauraciones de la Fontana di Trevi, que costaron alrededor de 2.2 millones de euros, Fendi presentó su Haute Fourrure Show; durante éste el jefe ejecutivo de la marca, Pietro Beccari declaró a los medios que el único interés de la marca era reconectarse con la ciudad que la vio nacer. De ahí agregaron la palabra Roma al logo Fendi y comenzaron varios proyectos de restauración de diversas fuentes en la ciudad.

Fontana Di Trevi Fendi Roma
Foto: Getty

La restauración no solo se circunscribe a Europa. Prada, quien de por sí apoya las manifestaciones artísticas en Fondazione Prada, también renovó la histórica mansión Rong Zhai in Shanghái. Hecha en 1918 y diseñada por la familia Yung Tsoong, creando de esta forma una sinergia entre ambos continentes y culturas.

La restauración es una forma de preservar la memoria de “lo que fue”, restaurar y compartir en estos espacios lo que el rubro moda considera su arte, manifiesta el respeto cultural al pasado, a la vez que sus creaciones proyectan nuevas historias.

Las grandes familias europeas construyeron y protegieron las identidades de su ciudad.
Hoy en día el pragmatismo económico que nos identifica, cuestiona si estos esfuerzos son para evadir impuestos, mejorar imágenes, publicidad, etc… pero creemos que quienes de verdad entienden y se identifican con la moda, saben que ésta es una oda al arte, a la historia, a la humanidad y preservar el patrimonio se torna en una obligación.