El regreso de DKNY a sus raíces y la cara más cool de la marca

294
Foto: Donna Karan/Campaign/Collection/Spring 2019
- Publicidad -

Nueva York es la ciudad que ha funcionado como sede de inspiración para el nacimiento de muchas marcas de lujo. La Gran Manzana, ha visto crecer a una marca en particular que literalmente lleva el nombre de esta apasionante ciudad en su logotipo.

Conocida por su actitud newyorkina, Donna Karan, compartió hoy su colección Fall 2019 con una campaña llamada #IAMDKNY.

Publicidad

#IAMDKNY

En septiembre del año pasado, DKNY diseñó una T-shirt que en su momento sólo la podían conseguir celebridades e influencers como un método de marketing para su nueva campaña.

Al ver el gran impulso que tuvo en redes sociales, la marca creó un pop-up store online que estuvo funcionando por dos semanas en diciembre, donde podías personalizar tu T-shirt a lo que te hace ser tú.

Hoy podemos ver el espíritu del verdadero significado que hay detrás de #IAMDKNY. Aceptar el 100% de lo que hace a cada persona única ya que esa es la energía que pulsa por Manhattan.

Por esta razón, las modelos Yasmin Wijnaldum, Aiden Curtis y Staz Lindes, son la imagen de esta nueva campaña. A pesar de las diferencias que hay entre ellas, como el lugar en donde nacieron, las une su estilo versátil con la que transmiten seguridad en sí mismas y la gran actitud con la que se pasean por las calles de Nueva York.

Las prendas de la colección primavera 2019 de DKNY que se muestran en la campaña, son outfits increíbles que puedes utilizar y mezclar en distintas ocaciones y situaciones. Desde para ir al gym o al trabajo con looks muy fashionable o hasta para ir a comer con tus amigas o a una rooftop party.

Desde el 2015, la marca ha visto altos y bajos en cuanto a su dirección creativa, dado que tras la salida de Donna Karan como directora creativa no ha podido establecer a un nuevo director creativo que le dé su propia visión a la marca sin romper con la personalidad original de ésta. Sin embargo, hoy podemos ver un DKNY con pulso propio, sin necesidad de una sola visión detrás y fiel a su ADN newyorkino.