El vestido que desfiló Glenn Close en la alfombra roja de los Oscar pesaba 20 kilos

Tú comiendo palomitas y ella haciendo pesas mientras luce increíble

1081
vestido glenn close
- Publicidad -

Así es, mientras tu estabas sentada en tu sillón comiendo palomitas y viendo los Oscar, Glenn Close hacía ejercicio a su paso por la alfombra roja ya que estaba cargando ni más ni menos que un vestido que pesaba alrededor de 20 kilos.

La actriz nominada al Oscar lució un vestido dorado con una impresionante capa, firmado por Carolina Herrera, el cual llevaba bordado 4 millones de chaquiras, muchas personas lo compararon con una estatuilla, y a decir verdad Glenn parecía estar vestida en oro puro.

glenn-close-vestido
Photo by Frazer Harrison/Getty Images
Publicidad

El vestido diseñado especialmente por Wes Gordon, fue bordado completamente a mano por 40 artesanos de la casa de Carolina Herrera en Nueva York, con un patrón exclusivo para esta pieza y diseñado en un taller en Mumbai que se especializa en bordados.

Sus joyas tampoco se quedaron atrás. Close lució increíbles piezas de Cartier, los elegidos fueron unos aretes de diamantes y oro, un anillo de oro, plata y diamantes, y otro de oro con diamantes.

glenn-close-vestido
Photo by Frazer Harrison/Getty Images

Sin duda alguna fue una noche importante para la intérprete, quien iba vestida para ganar el Oscar a Mejor Actriz. Lamentablemente, esta simplemente se convirtió en su séptima nominación por parte de la Academia y una vez más se fue a casa con las manos vacías.

En la categoría en al que competía contra la mexicana Yalitza Aparicio, salió triunfante la actriz Olivia Colman, por su papel como la reina Anne en el filme The Favourite.

A pesar de todo, Glenn triunfó una noche más con sus increíbles looks, ya que para el after party de Vanity Fair también se suma a su larga lista de aciertos sobre la red carpet con un jumpsuit negro y un cover up transparente con incrustaciones de cristales.

gelnn-close-vestido
Photo by John Shearer/Getty Images

Mientras tanto a nosotros solo nos queda esperar a su siguiente película y cruzar los dedos porque se lleve la estatuilla más esperada a casa.