Micaela Erlanger, celebrity stylist, revela el proceso de vestir a una estrella para el Oscar

Platicamos con Micaela Erlanger, la celebrity stylist responsable de poner a Lupita N'Yongo en el fashion radar sobre el proceso de vestir para los Oscar.

697
Micaela y Lupita N'Yongo
Jamie McCarthy/Getty Images for Accessories Council
- Publicidad -

En víspera de los Oscar, fanáticos alrededor del mundo especulan sobre quién vestirá a quién en la alfombra roja y así, elegantemente posar y esperar a ser los galardonados de la noche. Como uno de los eventos más visto del mundo, está lleno de glamour, sorpresas y sobre todo del esplendor y la elegancia hollywoodense.

Gran parte de la magia de la noche se encuentra los looks que visten las celebridades. Muchos desconocen el arduo trabajo detrás de conseguir ese outfit de impacto que será parte de la historia; Audrey Hepburn vistió Givenchy para recibir su premio por Sabrina, Reese Witherspoon vistió Chanel para hacerlo por Walk The Line; quién puede olvidar el vestido rosa Ralph Lauren para con el que Gwyneth Paltrow recibió la estatuilla. La vestimenta se vuelve parte de la narrativa del año y estas estrellas de Hollywood son a su vez estrellas del mundo de la moda.

Publicidad

Para entender el proceso a fondo le preguntamos a la celebrity stylisyt Micaela Erlanger para entender cómo se logra el look perfecto. Micaela es royal en la industria y a su corta edad fue la encargada de transformar a Lupita Nyong’o en un fashion icon durante su debut en las alfombras rojas.

También es la estilista predilecta de Meryl Streep, Diane Kruger y Constance Wu, entre otras. Además de estilista, también es una autora Best Seller con el libro How Accessorize, ha colaborado con diseñadores en colecciones cápsula y ha sido el centro de noticias en numerosas publicaciones alrededor del mundo.

 

Platicamos con ella sobre su trabajo y claro, Award Season.

1. ¿Cómo te formaste para llegar a ser una estilista de moda?

Estudié en Parsons y me especialicé con una Maestría en negocios y moda. De hecho, estudié administración de diseño y luego hice pasantías en revistas. Fui asistente y trabajé muchos años bajo las enseñanzas de mi mentora Annabel Tollman quien me dejó lecciones invaluables que me ayudaron inmensamente a llegar a donde estoy.

2. ¿Cuándo empezaste a vestir celebridades?

Mi primer cliente lo conseguí trabajando y viviendo en Los Ángeles a través de una amiga con quien había trabajado en diseño de vestuario para un par de películas. Ella me comentó que una conocida de ella, Michelle Dockery, estaba buscando una estilista que la ayudara en ese momento y luego las cosas fueron fluyendo orgánicamente. Michelle fue quien me presentó a Lupita y bueno, el resto es historia.

 

3. ¿Cuál es tu proceso para conseguir el atuendo perfecto para tus clientes antes de premios como los Oscar?

Cada persona es diferente y tengo que entenderlo, pero mi proceso inicial es igual con todos, es llegar a conocer la esencia de la persona, con qué se siente cómodo y sobre todo a dónde quieren llegar con su atuendo, cuál es la vibra, la estética e incluso el lenguaje que quieren transmitir. A esto le sumamos estudios de tendencias, pasarelas, relevancia, incluso la historia que nos rodea para así poder crear un atuendo que sea perfecto para la celebridad y para el momento.

4. Sé que nos puedes decir muy poco, pero ¿nos puedes revelar algo que tus clientes vestirán en la alfombra roja?

Lo único que puede decir es que cada vestido que mis clientas van a usar al verlo entenderán y hará sentido de la persona y del momento.

5. ¿Cuales crees que sean las tendencias que vamos a ver en el red carpert?

Uy creo que veremos mucho “drama”, siluetas exageradas, colas de entalle alargadas, volúmenes, en fin, mucho del “más es más”.

6. Si fueras escribir un diario que sumara los últimos cinco días antes de los Oscars ¿qué colocarías en el?

Muchísimos fittings, muchísimos ajustes. Es muy ocupado en verdad. Estamos constantemente corriendo en busca de algo, cambiando algo, cambiando el color de ciertos accesorios para que combinen con el vestido. Perfeccionar alteraciones en ciertos vestidos es un proceso porque muchas veces depende de la casa que lo diseña, entonces es un constante trajín, agradable y emocionante pero sin duda un trajín.