Karl Lagerfeld, la moda no volverá a ser igual sin ti

Existe un nombre que todos los fanáticos de la moda aprendimos casi tan pronto como aprendimos el de Gabrielle Chanel, ese es Karl.

801
Karl Lagerfeld boutique
Foto: Drew Angerer/Getty Images
- Publicidad -

Cuando eres joven y fanático de la moda, sin importar en qué año naciste, lo más seguro es que el primer diseñador que te viniera a la mente fuera Karl Lagerfeld, seguido por Chanel y ya después vienen los demás. Sin afán de menospreciar, pero el poder de una marca cómo ésta no tiene igual. Sea cuál sea tu estilo, la Maison Chanel y el Monsieur Lagerfeld son la moda hecha materia.

El trabajo de Karl como diseñador y director creativo no tiene comparación, algo que siempre le admiré es que acercó al lujo a las masas y a todos los mercados, de pronto como hombre, es difícil identificarse con una marca dirigida a mujeres, pero un día Karl, decide colaborar con Bearbrick y ¡pum! Ahí tienes mi atención como urban culture geek.

Publicidad

O cómo olvidar la cajita de tatuajes temporales que simulaban cadenas y adornos con el icónico logo de la doble C. Sí, veíamos uno que otro look de hombre en los desfiles, sólo disponibles under request en la tienda de Rue Cambon en París. Y de pronto, cuando menos te lo esperas, sale Pharrell, usando una little black jacket y se convierte en el embajador por excelencia de la firma, ahora se te antoja tener un saquito Chanel. Así, ese alcance e influencia es gracias a la visión del genio que era Karl, siempre volteando a ver al futuro, al talento joven e innovando, explorando diferentes maneras de comunicar y llegar a sus seguidores.

Pharrell-Musical
Getty

Todo esto lo escribo como un espectador como todos, o casi todos, los que leen este post. Nunca fui a un desfile de Chanel en el Grand Palais o en Cuba, pero uno siempre sabe lo que sucede en un show de esta magnitud, hay un antes y un después de un desfile de Chanel o de Fendi. ¿Un desfile que se viera desde la luna en la muralla China? Él lo hizo. Y no podemos dejar atrás a todos los mundos que nos transportó en cada temporada. La playa, la escalera, el León gigante, el supermercado, el cohete espacial, el bosque, etcétera.

Foto: Shutterstock, Chanel SS19

Vi a Karl llegar a un evento en NY hace unos años y me acuerdo que le tomé una foto desde el piso de arriba, ahí en medio de la multitud, misma que buscaré al regresar a mi casa después de los fashion Weeks, pero además de eso solo lo vi dar las gracias después de un par de desfiles de Fendi y recuerdo haber tenido goose bumps cada vez. A veces terminaban los streams de Chanel y pensaba que me gustaría ver una visión más moderna de la marca francesa, pero luego, como editor, tienes oportunidad de ver las piezas de cerca, en los re-sees y entiendes todo, cada costura, adorno, hilo tiene una razón de ser, siempre en el lenguaje que Karl y la marca han creado para hacerlo único e iconico.

Karl es culpable de mucho de lo que hoy reconocemos como belleza, hizo de la moda in fantasía y eso es irremplazable.

¡Merci Karl!