Michael Kors, un espectacular regreso a los 70 y al Studio 54

El desfile de Michael Kors FW19 fue una auténtica fiesta en Studio 54.

421
Foto: Nicholas Hunt/Getty Images for Michael Kors
- Publicidad -
Si en alguna época me hubiera gustado vivir es en los años 70, la fiesta, el Studio 54, las celebridades y por supuesto, la moda, dejó una huella imborrable en la historia. Especialmente en Nueva York, creó una escena muy importante para el mundo del entretenimiento y Michael Kors, siempre inspirado por la Gran Manzana, trajo todo este feeling a su colección Fall Winter 2019.
La decoración fue una inmersión total al legendario local ubicado en 54 W Manhattan. Espejos, cortinas relucientes, candelabros y bolas disco. Desde el primer momento, supimos que la vibra que marcaría los looks y el mood del desfile sería los memorables 70.
Ambientación show Michael Kors FW19
Foto: WWD/REX/Shutterstock
Gigi Hadid abrió el desfile en un look gris con un notable pelo rizado haciendo referencia a los afros de la era disco, luego Mica, Selena y Kaia Gerber siguieron el impecable casting que siempre acompaña un desfile de Michel Kors.
Kaia Gerber y Gigi Hadid en Michael Kors
Foto: WWD/REX/Shutterstock
Uno de los primeros trends que reconocimos fue el leather patchwork, que hemos visto repetidamente. Las lentejuelas en vestidos que nos recuerdan a Diana Ross en Motown.
Michael Kors FW19
Foto: WWD/REX/Shutterstock
Pero si nos remontamos a la escena nocturna y llena de glam de las noches de los 70, no podríamos no hablar de Studio 54. El icónico club lleno de celebridades y el jet set de la sociedad neoyorquina que marcó una época. Su representativo logotipo llegó hasta la pasarela como motivo en prendas y accesorios.
Studio 54 Michael Kors
Foto: WWD/REX/Shutterstock
La sorpresa fue el final donde en un costado de la pasarela detrás de una cortina, apareció Barry Manilow, cantando su legendario hit Copacabana, que nos dejó a todos bailando antes de las 11 am.
Michael Kors FW19
Foto: Swan Gallet/WWD/REX/Shutterstock
La propuesta de Michael Kors sigue creciendo y posicionándose como el gigante de la moda norteamericana, valiéndose de sus íconos, su historia y su ADN para crear una identidad fuerte que guíe a la mujer (y ahora también al hombre) americano. ¡Queremos ver más!
Publicidad